Estos fueron los cazas soviéticos que defendieron (y defienden) los cielos de Polonia (Fotos+Videos)

Base de Gdynia-Babie Doly, principal base aérea de la Marina polaca. En 1995 los MiG-21 del 1 DLMW estaban estacionados en ella.

Base de Gdynia-Babie Doly, principal base aérea de la Marina polaca. En 1995 los MiG-21 del 1 DLMW estaban estacionados en ella.

Dominio público
Polonia fue uno de los países fundadores del Pacto de Varsovia, creado el 14 de mayo de 1955, pero incluso antes de esa fecha, este país de Europa Oriental empezó a equipar su fuerza aérea con cazas creados en la URSS.

YAK-17

Según la web del Museo de la Aviación de Polonia el Yak-17W entró en servicio en la Fuerza Aérea Polaca a principios de 1951 y sirvió  en ella hasta 1955, cuando fue retirado del servicio. Seis aviones recibieron el apodo no oficial de “Agatha”, por la posición “femenina” del avión durante la retirada del combustible del motor no utilizado (gasolina). El caza estaba destinado a ayudar al piloto a entrenarse para los cazas Yak-23.

YAK-23

A partir de 1951, la Fuerza Aérea Polaca se equipó con cazas Yak-23. El avión entró en servicio también en Bulgaria, Checoslovaquia y Rumanía. Polonia, sin embargo, fue el mayor operador, con 90 aviones entregados. Permanecieron en servicio hasta mediados de los años 50. El Yak-23 fue el primer caza turborreactor que entró en servicio en la Fuerza Aérea Polaca.

En noviembre de 1956 se logró un récord internacional de velocidad de ascenso en el Yak-23, entregado por el ejército del aire al Instituto de Aviación de Varsovia. El avión fue pilotado por el piloto de pruebas Andrzej Abłamowicz. Esto reveló claramente las capacidades del avión y es citado a menudo por los historiadores de la aviación rusa.

Este Yak-23 encuentra en una zona suburbana de Bielany, en las afueras de Cracovia (Polonia).

SU-7

Polonia compró 30 cazabombarderos Su-7BKL, reforzando así su poder ofensivo. Las entregas se realizaron en 1966, 1968, 1971 y 1972. El Su-7 fue operado por la aviación militar polaca hasta 1990.

Aparatos Su-7 en vuelo.

En 1964, Polonia compró seis Su-7BM con capacidad de portadores de armas nucleares, los Su-7BM. Fue el comienzo de la realización de los nuevos planes del Pacto de Varsovia, destinados a reforzar su poder ofensivo en caso de guerra. El Su-7 fue operado por la aviación militar polaca hasta 1990.

Sujói-7 BM expuesto en el Museo de la Aviación de Polonia (Cracovia)

Polonia compró ocho Su-7U (un modelo biplaza creado para entrenar pilotos) en 1969, 1971, 1976, 1977 y 1984. El Su-7 fue operado por la aviación militar polaca hasta 1990.

Sujói-7U expuesto en el Museo de la Aviación de Polonia (Cracovia)

SU-20

El único operador extranjero del Su-20 fue Polonia, que compró 26 aviones. El primer avión llegó en 1974 y la siguiente entrega tuvo lugar en 1976. Los últimos ejemplares del Su-20 fueron retirados del servicio en 1997. Fue el primer avión de ala geométrica flexible que entró en la Fuerza Aérea polaca.

Un ejemplar de SU-20 expuesto en la localidad polaca de Poznan.

SU-22

Unos 100 Su-22 fueron entregados a Polonia durante 1984 - 1985. Después de múltiples revisiones y actualizaciones. En distintas versiones, estos aviones siguen siendo operados por la Fuerza Aérea Polaca como principal tipo de avión de ataque.

MIG-15

Polonia fabricó el MiG-15. En los años 1952-1954 se produjeron 227 ejemplares denominados Lim-1 (abreviatura polaca de “Caza con licencia 1”) en la fábrica de aviones de Mielec (en cooperación con la fábrica de Świdnik). Al mismo tiempo se inició en Rzeszow la producción de motores RD-45F bajo licencia, denominados Lis-1 (“Motor con Licencia”-1). Los aviones Lim-1 sirvieron en la Fuerza Aérea Polaca junto con 60 MiG-15 checoslovacos y varios soviéticos.

Producido en 1949 en la Unión Soviética, este MIG-15 No. 0234 que ahora es un monumento s uno de los primeros cinco aviones de este tipo que llegaron a Polonia el 19 de julio de 1951.

Este célebre caza, por otro lado, fue la montura del teniente segundo Franciszek Jarecki, que en 1953 desertó volando hasta la isla danesa de Bornholm, lo que permitió a la OTAN examinar a fondo el aparato soviético. Además, su fuga sirvió de combustible a la propaganda estadounidense.

Polonia también fabricó la versión de entrenamiento del MiG-15 (el MiG-15 UTI), que recibió la denominación SB Lim-2.

MIG-19

Polonia utilizó también los MiG-19PM. Los cazas fueron entregados en 1958 y 1959 y permanecieron en servicio hasta 1974. En total, se adquirieron 33 aviones de ambos tipos.

MiG-19 expuesto en el Museo de la Aviación de Cracovia

El MiG-19P y el MiG-19PM dejaron huella en la historia de la Fuerza Aérea Polaca, como sus primeros cazas supersónicos.

MiG-21

Polonia compró 72 aviones Mikoyan-Gurevich MiG-21 bis, que fueron entregados al país entre 1980 y 1981 y se mantuvieron servicio hasta 2003.

MiG-21bis con marcas del 1º escuadrón naval polaco.

La Fuerza Aérea Polaca compró 25 aviones de la variante F-13, entregados entre 1961-1963, que permanecieron en servicio hasta 1973/1974.

Este ejemplar de MiG-21F-13 la antigua Fuerza Aérea Polaca está expuesto en el Muzeum Sit Powietrznych de Deblin, Polonia.

Este avión se utilizó también en las variantes, MiG-21PF y el MF.

Un MiG-21 de la versión “PF”. Se trataba de un MiG-21 de segunda generación, un interceptor para todo tipo de clima. Expuesto en el Muzeum Sit Powietrznych de Deblin (Polonia)

MiG-23

Se adquirieron 36 MiG-23MF para la Fuerza Aérea Polaca, que se entregaron en 1979, 1981 y 1982. Se compraron seis MiG-23UB, paralelamente a los MiG-23MF. Ambas versiones de este avión de caza con ala de geometría variable fueron retiradas del servicio en 1999.

MiG-23 en la base de Slupsk (Polonia) en 1995.

MIG-29

Los primeros aviones se entregaron a Polonia en 1989-1990. Los otros diez se compraron en 1996 en la República Checa. Sirven en el 1er Escuadrón Aéreo Táctico de Mińsk Mazowiecki.

MiG-29 polaco fotografiado en 2018.

LEE MÁS: Estos fueron los cazas soviéticos que defendieron los cielos de Hungría

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies