Kaláshnikov crea un nuevo uniforme para las fuerzas especiales rusas

Group 99
Sirve tanto para operaciones en el Ártico como en el desierto del Sáhara y disimula totalmente a una persona en el espectro infrarrojo.

A principios de marzo, el Consorcio Kaláshnikov presentó el sistema de carga modular (MCS, por sus siglas en inglés), una solución innovadora que integra el chaleco antibalas, el equipo militar de carga y el equipo de transporte oculto. 

“Cada misión requiere un equipo específico, y el MCS puede adaptarse a cualquier misión independientemente de las condiciones climáticas. No importa si es el Ártico o el desierto del Sahara. El sistema se adapta a todas las circunstancias potenciales de la batalla”, dijo a Russia Beyond Vladímir Onokói, directivo del Departamento de Cooperación Técnico-Militar.

La empresa presentó dos versiones de un cinturón de transporte oculto, una para operaciones de paisano y otra para labores de vigilancia encubierta. Ambas permiten a una persona llevar todo el equipo necesario y mantenerlo oculto.

“Para las misiones en terrenos accidentados en los que no es posible utilizar protección balística, contamos con dos equipos pectorales diferentes que permiten llevar todo el equipo y la munición que se necesita sin añadir demasiado a la carga”, explicó.

Si se necesita protección balística durante las operaciones encubiertas, existen dos versiones de chalecos antibalas que pueden llevarse bajo una chaqueta, protegiendo al operador y no exponiendo su misión a los adversarios.

Para las operaciones convencionales, el MCS cuenta con sistemas de distribución de carga desmontables que fueron diseñados para hacer más cómodo el chaleco antibalas.

También existe un chaleco de asalto mejorado con módulos de blindaje blando para el cuello, la ingle, los hombros y los brazos que ofrece la máxima protección contra los fragmentos de artefactos explosivos.

“Por el momento, el MCS está disponible en esquemas de color multicam, asfalto (gris) y ámbar (marrón de batalla) que permitirán a la persona fundirse con el terreno de la misión”, añadió Onokói.

Su tejido también tiene un tratamiento especial para que un soldado no sea visto en el espectro infrarrojo por un francotirador. Esta característica salvará una vida durante un tiroteo nocturno en el que se utilizan gafas de visión nocturna.

Se trata de un sistema completo que puede adaptarse a cualquier misión. Es un sistema completamente novedoso. Esta es otra característica que hace que este sistema sea especial.

“También supera al principal equipo de combate de los soldados rusos: el Ratnik. Ya que tiene un rango de uso más amplio y se adapta bien a las operaciones en todas las condiciones meteorológicas”, añadió el experto.

Toda la información sobre el sistema se puede encontrar en el sitio web de Grupo 99

Sin embargo, Onokói no ha respondido a la pregunta de cómo competirá el nuevo equipo de Kaláshnikov con el equipo de combate Centurión (también conocido como Sotnik), la nueva generación de sistemas de combate Ratnik. Toda la información sobre el principal contendiente de Kaláshnikov en la lucha por convertirse en el principal equipo de combate de los soldados rusos, se puede leer en este artículo de Russia Beyond.

LEE MÁS: Los uniformes soviéticos antes de 1941

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies