El soldado del futuro está aquí: así es el nuevo exoesqueleto de Rusia

CNIITOCHMASH/Rostech
Se usará con la armadura de combate Ratnik y servirá para llevar 80 kg de carga adicional. Los soldados se parecerán a Tom Cruise en la película Al filo del mañana.

Ingenieros rusos de la Universidad Estatal de Moscú Lomonosov han creado exoesqueletos para el equipo de batalla de Ratnik. La novedad se presentó a finales de agosto en la exposición militar Ármiya-2020 en la región de Moscú. 

Variedades de exoesqueletos

Hay dos tipos de exoesqueleto: pasivo y semiactivo. La diferencia se debe al número de características que se usan para mejorar las capacidades de una persona.

Los exoesqueletos pasivos carecen de motores que mejoran las articulaciones de los humanos. Se utilizan para llevar cargas pesadas de hasta 100 kg a la espalda en zonas urbanas sin esfuerzo.

Los exoesqueletos semiactivos también se crean para aliviar la presión en la espalda, pero también tienen motores adicionales que se sujetan alrededor de las articulaciones de los humanos para aliviar la presión en las rodillas y los pies, lo que es especialmente útil en las zonas rurales o montañosas.

Funciona de manera similar a lo que se ve en las películas de ciencia ficción de Hollywood. Por ejemplo, Tom Cruise llevaba un exoesqueleto similar en Al filo del mañana. El equipo de metal le permite correr y saltar más rápido y también usar armas de fuego instaladas en sus brazos.

“Hoy en día, los exoesqueletos solo tienen motores que permiten moverse más rápido y llevar una carga pesada sin sentirla, pero es posible que en un futuro se añada algún tipo de arma de fuego a los exoesqueletos”, dice el jefe del laboratorio del Instituto de Mecánica de la Universidad Estatal de Moscú Lomonosov, Vladímir Butanov.

¿Qué puede hacer el exoesqueleto del equipo de batalla de Ratnik?

La modificación del exoesqueleto para el equipo de batalla de Ratnik es de tipo semiactivo. Es un equipo que se coloca alrededor de la cintura, caderas, rodillas y pies. Este exoesqueleto protege los músculos y las articulaciones de lesiones y se estabiliza en movimiento. También aumenta la fuerza y la resistencia. 

“Imaginemos un escenario de la vida real. Todo el mundo sabe lo difícil que es subir la escalera al décimo piso con bolsas llenas de comida y otras cosas. Imaginen lo difícil que es para los soldados con rifles y bultos de 60 kg ir por las montañas. Los exoesqueletos hacen que estos desafíos sean fáciles”, dice Butanov.

Según Butanov, una persona puede añadir elementos de sujeción adicionales a las partes superiores de un exoesqueleto para llevar un equipo de protección adicional. Esto también podría ser usado para escudos a prueba de balas para las unidades de Operaciones Especiales que trabajan en áreas urbanas.

“Creamos un prototipo [con elementos de defensa adicionales]. Se trata de un exoesqueleto pasivo que no mejora las capacidades físicas de una persona, sino que sirve como un equipo de defensa pasiva alrededor del cuerpo”, dice Butanov.

Según él, cada exoesqueleto está creado para diferentes tipos de operaciones y acciones y también podría integrarse en el equipo de batalla Ratnik en los próximos años.

El desarrollo del exoesqueleto lo inició la Universidad Estatal de Moscú Lomonósov, los ingenieros esperan con interés escuchar los comentarios de las unidades militares.

Butanov cree que la universidad solo necesita un par de años más para terminar sus exoesqueletos, dado que hay fondos del comando militar. Pero no está claro cuándo y si los soldados rusos estarán equipados con estas tecnologías en un futuro cercano.

LEE MÁS: Skynet llega al Kremlin: así son los robots soldado del Ejército Ruso

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies