Iglesias inflables y velas militares: Así ayuda la Iglesia Ortodoxa a los militares de Rusia

Una iglesia móvil instalada en un lugar de aterrizaje

Una iglesia móvil instalada en un lugar de aterrizaje

Maxim Blinov/Sputnik
Capillas móviles sobre ruedas, iglesias inflables y velas de color caqui para los soldados son sólo una pequeña parte de la cooperación entre la Iglesia Ortodoxa Rusa y el Ministerio de Defensa. Así es como la Iglesia Ortodoxa mantiene su propia sección militar y cómo funciona.

Uno de los aspectos más destacados de la Feria Internacional de Defensa 2020, que fue celebrado por el Ministerio de Defensa del 23 al 29 de agosto en la región de Moscú, fue la presentación de túnicas marciales para el clero. Las fotos de varios modelos de sotanas, incluyendo las de camuflaje, causaron un poco de sensación en Internet. De hecho, la Iglesia Ortodoxa Rusa lleva teniendo mucho tiempo su propio departamento militar.

En 1995, el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa creó un departamento de enlace con las Fuerzas Armadas Rusas. Una de sus primeras tareas fue instituir salas de oración y pequeñas capillas en las unidades y divisiones militares, puede leerse en la web del departamento. Al año siguiente, en 1996, las universidades militares comenzaron a fundar departamentos de Cultura Ortodoxa Rusa.

Un sacerdote militar bendice a los paracaidistas rusos

En 2009, el entonces presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, ordenó que se recuperase la institución del clero militar. Gazeta.ru informó que el puesto de comandante adjunto para el trabajo pastoral con los fieles se crearía en las unidades militares y se abriría a los clérigos. Se ofertaron un total de 242 vacantes. En 2011, la influencia de los sacerdotes en las fuerzas armadas se amplió: no sólo podían realizar misas para oficiales y soldados, sino también ofrecer “orientación mora” al personal de servicio. Además, los sacerdotes empezaron a consagrar todo tipo de equipamiento militar, desde barcos hasta misiles.

Sin embargo, el informe seguía mencionando que había una grave escasez de sacerdotes, ya que alrededor del 90 por ciento de los puestos disponibles seguían vacantes. Luego, en 2012, Medvédev permitió que los sacerdotes aplazasen su servicio militar.

Un año después, el primer grupo de clérigos militares se graduó en la Universidad Militar del Ministerio de Defensa, según explicó Alexéi Artemiev, profesor del Departamento de Apoyo a la Información de la universidad.

“La Iglesia Ortodoxa Rusa busca posicionarse como una entidad ideológica espiritualmente influyente en las fuerzas armadas rusas. Su principal objetivo es el desarrollo de cualidades que le permitan lograr la superioridad espiritual sobre el enemigo entre nuestro personal militar”, escribió Artemiev en un artículo.

iglesia sobre ruedas

En 2013, como “un ejercicio para la mejora de la moral”, las Fuerzas Aéreas comenzaron a probar una iglesia ortodoxa sobre ruedas, montada sobre la base de un camión KamAZ. La idea era utilizar iglesias móviles para el “alimento espiritual” de la tropa durante maniobras militares, conflictos armados y guerras. El plan original era abrir iglesias en todas las unidades de las Fuerzas Armadas, sin embargo, no ha habido informes posteriores sobre nuevos progresos en este proyecto a gran escala.

La fuerza espiritual aerotransportada, la primera sotana marcial y una catedral del Ministerio de Defensa

En la primavera de 2013, se realizó un ejercicio para los sacerdotes de la Fuerza Aérea en un campo cubierto de nieve de la región de Riazán. Unos 40 sacerdotes ortodoxos saltaron en paracaídas, y aprendieron a montar una iglesia inflable, que consistía en una tienda de campaña que los sacerdotes hinchaban con bombas eléctricas. Las cruces y los iconos se fijaban a las paredes de la iglesia con velcro.

“¿Cómo puede ser útil la iglesia? Golpeando al enemigo en la cabeza [dejándola caer desde un avión], o desplegándola en el frente para rezar”, dijo Borís Lukichev, jefe de la Dirección de Trabajo Pastoral con los Creyentes de las Fuerzas Armadas Rusas. Sin embargo, no hubo más informes sobre un despliegue a gran escala de estas iglesias.

Un sacerdote paracaidista

En 2015, seguía habiendo escasez de clérigos militares: de los 242 puestos disponibles, sólo 132 sacerdotes estaban empleados a tiempo completo, incluidos dos imanes musulmanes y uno más para los budistas. Para 2019, ese número aumentó a 200 sacerdotes, informó la BBC.

En 2016, el Distrito Militar Central inauguró por primera vez una sotana especial para los sacerdotes militares. Se parecía a un uniforme militar ordinario, excepto que en lugar de la insignia, había una cruz ortodoxa bordada; y en lugar del nombre y el rango del oficial, estaba el nombre y el rango eclesiástico del sacerdote. Este uniforme estaba destinado a los sacerdotes que sirviesen en misiones de campo y ejercicios militares.

Un sacerdote militar en la exposición Army-2020

Junto con las nuevas sotanas, el foro del Ejército presentó velas de cera “militares” en color caqui, y otros utensilios de iglesia. A pesar de todos estos esfuerzos, la Iglesia Ortodoxa no aprobó las nuevas vestimentas de camuflaje.

“Todo lo que se haga debe hacerse de acuerdo con los estatutos de la Iglesia Ortodoxa Rusa y debe ser acordado con el Departamento Sinodal de Enlace con las Fuerzas Armadas y los Organismos de Orden Público. Esto no se ha hecho”, explicó el obispo Stepan, jefe del Departamento Sinodal de Enlace con las Fuerzas Armadas y Agencias de la Ley, a la agencia de noticias Interfax.

Uno de los principales resultados de los trabajos del citado departamento fue la construcción de la iglesia principal de las Fuerzas Armadas de Patriot Park, en la región de Moscú. Según Znak.com, la construcción de la catedral costó 6 mil millones de rublos (80,4 millones de dólares), habiendo siso la mitad de la suma recaudada a través de donaciones y la otra mitad asignada desde el presupuesto estatal. Contando la cruz situada en la parte superior del templo la catedral tiene 95 metros de altura, lo que la convierte en una de las iglesias ortodoxas más altas del mundo.

La Catedral Principal de las Fuerzas Armadas Rusas

Al principio, la catedral estaba decorada con un mosaico que representaba a Putin, Stalin y otras figuras políticas, pero más tarde este fue eliminado. La catedral fue consagrada en junio de 2020, y a finales de julio celebró su primera boda: la de dos veteranos de guerra que llevaban casados 58 años.

La ceremonia fue llevada a cabo por el sacristán de la iglesia, el obispo Stepan. Señaló que “supone un honor especial casarse en un lugar que forma parte del patrimonio cultural de nuestro país”.

LEE MÁS: Así es la nueva y gigantesca catedral negra de Rusia hecha con tanques nazis refundidos

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies