El tanque lanzallamas ATO-41 cumple 80 años

El ATO era un tanque lanzallamas que se fabricaba sobre la base de tanques T-34. Quema todo lo que esté vivo a una distancia de hasta 130 metros. Durante la Gran Guerra Patria, el tanque T-34 con una instalación ATO recibió el apodo de ‘Dragón Gorianin’.

El desarrollo de equipos de lanzallamas existe desde la década de 1920. El primer vehículo lanzallamas se creó en 1932. Después de la batalla de Jaljin Gol, los diseñadores soviéticos recibieron una orden del Comisario del Pueblo para crear un lanzallamas cargado con una mezcla no viscosa cuyo alcance no fuese menor de 80 metros. Además, el lanzallamas no debía obstruir los pequeños compartimentos de combate de los tanques, escribió Rossiskaia Gazeta.

Hasta el 3 de agosto de 1940, se seleccionaron cargas de combate para los lanzallamas ATO-41. En las pruebas, el rango de lanzamiento de las mezclas viscosas y no viscosas fue de 120-140 my 75-90 metros, respectivamente. A finales de año se completaron las pruebas de los lanzallamas sobre armazones de tanques HT-133. Se suponía que se instalarían en tanques BT, pero luego se consiguió un alcance de lanzallamas de al menos 90 metros dispuestos en los tanques T-50 y T-34.

Tanque lanzallamas OT-26

Así se creó el OT-34, el tanque lanzallamas mediano soviético de la Gran Guerra Patria. Se diferencia del T-34 original en que está armado con un lanzallamas automático de pistón de pólvora ATO-41. Se encontraba en el lugar la ametralladora. Gracias a esto, los diseñadores mantuvieron el cañón de 76 mm. La tripulación se vio reducida a tres personas.

Lanzallamas del OT-34.

El OT-34 se desarrolló en 1941 y se puso en producción en serie al año siguiente. Estos tanques lanzallamas se produjeron hasta 1944, un total de 1170 piezas. Y a partir de 1943, el OT-34 comenzó a llevar versiones avanzadas del ATO-42.

Ejemplar de OT-34

La mezcla de fuego en el tanque se cocía a alta presión. Al ser lanzada, acababa con toda fuerza viva del enemigo. La aparición de este tanque en el campo de batalla sembraba el miedo y terror entre el enemigo.

Los batallones y regimientos de tanques lanzallamas se utilizaron principalmente para atacar áreas y asentamientos fortificados, destruyendo la mano de obra del enemigo y su potencia de fuego ubicada en refugios e instalaciones fortificadas.

El ATO-41 tenía un rango de descarga de mezcla no viscosa de 80 a 90 m, mientras que la mezcla viscosa alcanzaba de 120 a 130 metros. El volumen de las cámaras de explosivo era de 1,8 litros, mientras el consumo de mezcla de lanzallamas por cada disparo era de 15 litros.

LEE MÁS: Ingenieros rusos están desarrollando un dron con lanzallamas

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies