¿Cómo era el único fusil subacuático fabricado en la URSS?

Antón Novoderezhkin/TASS
Estas armas fueron diseñadas para destruir saboteadores de submarinos. Cumplió eficazmente sus funciones de protección de los barcos soviéticos hasta el colapso de la URSS.

El subfusil AG-026 apareció al mismo que el AK-74M a principios de los años 70. Los ingenieros de la empresa TsNITOCHMASH fueron los encargados del desarrollo, también fueron los creadores de la primera pistola soviética para astronautas.

Las armas fueron diseñadas para servir de apoyo y defensa a quienes protegían los submarinos nucleares.

“Las ametralladoras automáticas se basan en el retroceso libre del mecanismo de cierre conectado cinemáticamente a los enormes volantes giratorios. La cápsula se rompe con el golpe, fijado a la cara del perno”, explicó a Russia Beyond el representante oficial de TsNITOCHMASH

Según el ingeniero de la compañía, la ametralladora cuenta con un cargador, cuyos cartuchos se colocan en una cinta cerrada. “La ametralladora automática funciona perfectamente a una profundidad de diez metros. Al mismo tiempo, la velocidad de la bala bajo el agua excede la velocidad del sonido y es de 365 metros por segundo”, explica el especialista.

El arma tiene un calibre 5.66x39 mm y cada munición es algo así como una delgada aguja, creada para cruzar el agua del mar hacia su destino.

La ametralladora AG-026 es bastante pesada, casi 5 kg. La longitud del cañón es de 585 milímetros, la anchura del arma con la caja es de 135 milímetros y la altura del cañón es de 243 milímetros.

Los pros y los contras

“Los cañones largos con agujas pueden alcanzar objetivos bajo el agua a una distancia de decenas de metros. Están originalmente diseñados para los atacantes que patrullan un barco o un submarino en el muelle para proteger los barcos de los saboteadores enemigos que pueden minar el fondo y hundir el barco”, explica Vadim Koziulin, profesor de la Academia de Ciencias Militares.

Según continúa, las armas fueron creadas durante la Guerra Fría y fueron diseñadas principalmente para los submarinistas que servían cerca de las fronteras de la OTAN en Europa, concretamente en la Flota del Báltico y la Flota del Mar Negro.

“Antes del colapso de la Unión Soviética, había miles de barcos en la flota, que se vigilaban día y noche, porque temían que hubiera un sabotaje del enemigo. Ahora la situación es diferente y no es necesaria la producción en masa de estas armas submarinas”, comenta el experto.

Como subrayó, la flota cuenta actualmente con pocas AG-026 y se usan otras armas más pequeñas.

“Hoy en día, la flota de submarinos está equipada con el APS (un fusil especial para submarinos), que realiza funciones similares a las del AG-026, solo que es más ergonómico, más fácil de fabricar y de menor tamaño. Cada una de las flotas de Rusia tiene esta arma”, añadió Koziulin.

LEE MÁS: Así es el APS, el subfusil subactuático de las tropas rusas

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies