Las copias en tamaño mini del Su-57

Ministerio de Defensa de Rusia/TASS
Estos pequeños aparatos han tomado tecnología del caza ruso de quinta generación y son casi invisibles en el cielo.

 El avión de combate Su-57 de quinta generación (haz clic en el enlace para encontrar todo lo que necesita saber sobre uno de los mejores aviones del mundo) recibió una serie de tecnologías que se ajustan a algunos de los mejores aviones de combate del mundo: el F-22 Raptor de fabricación estadounidense y el chino Chengdu J-20.

En este artículo hablaremos de la cómo el Su-57 consiguió ocultarse de los radares modernos y de los drones que también adoptaron estas tecnologías. 

La construcción del ala 

Uno de los mayores desafíos en el desarrollo de los jets de quinta generación consiste en ocultarlos de los sistemas modernos de defensa aérea.

Para lograrlo los ingenieros del Su-57 tuvieron que esconder todo el armamento (misiles guiados y no guiados, así como bombas) dentro del fuselaje. También tuvieron que usar los materiales compuestos más caros y modernos en la construcción del fuselaje de las alas. 

Estas tareas son extremadamente difíciles, debido a la sobrecarga que los aviones de combate tienen que soportar en el aire, mientras vuelan a máxima velocidad y maniobran durante los combates.

Sin embargo, los ingenieros lo lograron y luego adaptaron los logros a los drones.

Ojótnik (el dron 'Cazador')

Se trata de un dron de 20 toneladas que se lanza hacia sus objetivos a velocidades supersónicas (hasta 1000 km/h) y cuenta a bordo con una de las primeras computadoras de inteligencia artificial. Esto libera al operador de la mayoría de las tareas, excepto la decisión de desplegar armas.

Lleva encima la mayoría de las tecnologías del Su-57, incluída la munición, aunque vuela con  menos armamento.

En cuanto a su arsenal, incluye bombas planeadoras y guiadas, así como misiles tierra-aire, que están escondidos dentro del cuerpo de Ojótnik para ocultar el dron de los radares enemigos.

Entre su arsenal está la bomba de fragmentación OFZAB-500 y la bomba de detonación aérea ODAB-500PMV, ambas utilizadas en la campaña en Siria.

Este avión teledirigido acaba de comenzar sus pruebas militares a principios de 2020 y será adoptado por el ejército en un par de años.

Se trata de un dron “pesado”. Por su parte, también hay un dron de clase ligera en el ejército ruso llamado Eleron.

Eleron

Es uno de los drones más pequeños del ejército ruso.

Pesa hasta 3.400 gramos con alas de 1,5 metros de ancho. Con la ayuda de un grupo de hélices eléctricas, puede alcanzar velocidades de más de 100 km/h y volar durante 70-75 minutos. Tiene la capacidad para trabajar a una distancia de al menos 50 km del operador (con transmisión de señal de vídeo). 

No fue creado para llevar armas ni municiones, sino para realizar reconocimientos aéreos en zonas urbanas o devastadas por la guerra, de día y de noche.

Hoy en día todas las muestras de la familia Eleron se utilizan en el ejército y en las fuerzas del orden.

LEE MÁS: ¡No te pierdas este impactante vuelo del dron Ojótnik acompañado por un caza ruso Su-57! 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies