Los nuevos robots marinos de Rusia ya están operativos

Estos drones rescatarán personas y serán muy lucrativos para sus creadores.

Explorador de las profundidades 

A principios de mayo un robot ruso se convirtió en la primera sonda completamente autónoma en llegar al fondo de la fosa de las Marianas en el océano Pacífico, el punto más profundo de la Tierra. El vehículo submarino autónomo se llama Vityaz-D.

Vityaz-D

“El robot ruso se sumergió hasta una profundidad de 10.028 metros. Aunque otros países ya habían enviado dispositivos al fondo de la fosa de las Marianas (entre ellos Japón y EE UU), ninguno de ellos era de inteligencia artificial o era un robot totalmente autónomo”, dijo el profesor Vadim Koziulin de la Academia Rusa de Ciencias Militares a Russia Beyond.

Tal y como explicó, en los descensos anteriores cada metro estaba controlado por buzos y operadores remotos. Sin embargo, con sonda rusa, la gente sólo podía mirar con la respiración contenida, como si fuera el primer vuelo espacial tripulado.

El viceprimer ministro Yuri Borisov lo describió como un logro excepcional de la ciencia y la industria de defensa rusas, subrayando que “tales proyectos darán lugar a un nuevo complejo de I+D de élite”.

Según Koziulin, Vityaz-D estudiará la plataforma submarina y se utilizará en el futuro para desarrollar yacimientos submarinos de petróleo y gas, en interés de las empresas rusas y extranjeras.

Los desarrolladores anunciarán a finales de 2020 el plazo para llevar un modelo comercial al mercado.

Rescatador

Los ingenieros rusos han creado el primer avión teledirigido de búsqueda y rescate que opera con inteligencia artificial, capaz de localizar independientemente a personas en apuros y desplegar una balsa salvavidas. El proyecto, llamado Avrora, ya es utilizado por el Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia para operaciones en el mar Blanco (parte del océano Ártico).

Según RADAR MMS, la empresa promotora, el avión teledirigido busca a las personas que se están ahogando utilizando su “visión técnica”: neuronas especiales y datos cargados en la IA del avión teledirigido que identifican a las víctimas de los naufragios.

“Tan pronto como Avrora encuentra una víctima, se acerca y se despliega en una balsa salvavidas. Hay un sensor en la balsa, que emite una señal SOS a decenas de kilómetros a la redonda”, dijo Iván Antsev, director ejecutivo de RADAR MMS, a Russia Beyond.

En el lugar del accidente, el aparato es lanzado desde un pequeño helicóptero no pilotado diseñado para despegar y aterrizar sin ayuda en condiciones tanto urbanas como marítimas. Este helicóptero, otro desarrollo de RADAR MMS, es capaz de detectar un objeto (ya sea un barco que se hunde o un yacimiento petrolífero) en la lluvia y la niebla gracias a un equipo de radar de última generación.

LEE MÁS: Kaláshnikov presenta sus nuevos drones suicidas

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies