El Ejército ruso contará con nuevos drones de ataque

Grigori Sisóiev/Sputnik
Algunos de estos ingenio s ya han tenido un bautismo de fuego sirio, mientras que otros esperan entre bastidores.

Después de llevar a cabo pruebas en condiciones de combate contra los terroristas de Siria, el nuevo UAV para operaciones a mediana altura Orión, con cuatro misiles guiados a bordo, ha sido entregado al Ejército ruso. Al mismo tiempo, el nuevo avión teledirigido pesado Ojótnik (Cazador) de la Oficina de Diseño de Sujói está siendo preparado para su propio bautismo de fuego. 

Orión

Este pequeño avión no tripulado cuenta con cuatro misiles guiados y no guiados capaces de destruir objetivos enemigos a una distancia de cientos de kilómetros.

Kronstadt, la empresa fabricante, todavía no ha realizado ningún comentado sobre su reciente creación y el inicio de las entregas a las tropas rusas, citando la existencia de “secretos de Estado” y la necesidad de firmar la última ronda de acuerdos con el Ministerio de Defensa ruso.

Según Víktor Murajovski, redactor jefe de la revista Arsenal de la Patria, se desplegaron dos versiones de Orión en Siria: una para reconocimiento y otra para ataque.

“Las fuerzas aeroespaciales rusas están desarrollando actualmente un programa para aviones teledirigidos pesados de largo alcance. Los generales quieren que las nuevas unidades del Ejército se mezclen, para que tanto los aviones tradicionales como los UAV con armas de clase similar puedan operar juntos en un solo grupo ofensivo”, dijo el experto.

El nuevo avión teledirigido puede transportar cuatro misiles con un peso total de hasta 200 kg. Al mismo tiempo, es capaz de ascender a una altitud de 7.500 metros. También cuenta con una velocidad máxima de 200 km/h y una carga de batería de 24 horas, después de lo cual el avión debe ser transportado a un hangar para “reabastecerse de combustible”.

Ojótnik

Otra adición importante que pronto llegará al Ejército ruso es el avión teledirigido pesado de ataque Ojótnik, fabricado por Sujói.

El vehículo es un prototipo del UAV del futuro, fabricado con las mismas tecnologías que el último caza de quinta generación Su-57.

Al igual que su hermano mayor, el Ojótnik es un vehículo tipo ala voladora, algo que lo protege de las defensas aéreas enemigas y le permite llevar más potencia de fuego.

Además, el avión teledirigido, de 20 toneladas, puede lanzarse hacia el objetivo a velocidades supersónicas (hasta 1.000 km/h), y cuenta con uno de los primeros ordenadores de a bordo con IA, lo que libera al operador de la mayoría de las tareas a realizar, excepto de la decisión de desplegar sus armas.

Algunas de sus tecnologías y municiones están unificadas con las del Su-57.

“El arsenal de Ojótnik incluye misiles aire-tierra y una serie de bombas (de vuelo libre y controladas) que, en lugar de colgarse de las alas, quedarán ocultas en el interior del fuselaje para reducir su visibilidad ante el radar enemigo”, explicó el profesor Vadim Koziulin, de la Academia Rusa de Ciencias Militares, a Russia Beyond.

Entre ellas se encuentran la bomba de fragmentación de alto poder explosivo OFZAB-500 y la bomba de detonación aérea ODAB-500PMV, ambas utilizadas en la campaña en Siria.

Pincha aquí para ver el impactante vuelo de un dron Ojótnik acompañado por un caza ruso Su-57

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies