Los 10 coches favoritos de la mafia rusa

Legion Media
Los líderes de las bandas usaban marcas como Mercedes y Lincoln, mientras que los miembros comunes preferían enormes vehículos todoterreno, ya que eran más efectivos y amenazantes.

Tras la caída de la Unión Soviética hubo una profunda crisis económica en Rusia que provocó un enorme aumento de la criminalidad. Los llamados “salvajes años 90” fueron un período de guerras entre bandas, tiroteos e interminables robos.

Te presentamos diez automóviles que encantaban a los bandidos rusos.

1. VAZ-2109

El único vehículo ruso en la lista, el VAZ-2109, era rápido y relativamente fiable. Se convirtió en un caballo de batalla para las pandillas durante la década de los 90. El coche era barato y muy popular entre la gente común, e incluso aparecía en numerosas canciones de música popular de la época.

2. BMW 525i

A pesar de la amplia distribución de los VAZ, la gente estaba cansada de la industria automovilística nacional y ansiaba contar con los nuevos automóviles extranjeros, que invadieron los mercados después de la caída de la URSS. El BMW 525i se convirtió en un símbolo de la década. Este rápido coche alemán era perfecto cuando había que dejar atrás a la policía, que entonces todavía usaba los lentos vehículos soviéticos.

3. BMW 7

Otro producto de fabricación alemana es conocido como el coche más “disparado” de los años 90 en Rusia. Ningún otro coche fue perforado tan a menudo por las balas como el BMW 7.

4. Lincoln Town Car

Los coches estadounidenses eran muy populares entre los criminales de Moscú. A pesar de ser demasiado grande y difícil de manejar, el Lincoln Town Car demostraba el estatus social del propietario, ya que solo un auténtico jefe de la mafia podía tener uno.

5. Volvo 940

Los grandes Lincoln no podían pasar por las estrechas calles de San Petersburgo. Así que los criminales de la ciudad del norte del país preferían los Volvo y los Saab, de Suecia y Finlandia. Además, suministraban fácilmente piezas de repuesto.

6. Jeep Grand Cherokee

Los coches de lujo no eran una buena opción para las malas carreteras de la Rusia rural. En esos lugares los gánsteres conducían vehículos todoterreno, como el Jeep Grand Cherokee. El vehículo consumía mucho combustible pero no era un gran problema, debido a los bajos precios de la gasolina en esos años.

7. Mercedes Gelandewagen

A los jefes de la mafia rusa no les gustaba este todoterreno, que fue diseñado originalmente para los Ejércitos alemán e iraní. El Mercedes Gelandewagen era demasiado ruidoso y apretado para ellos. Lo solían usar sus guardaespaldas como convoy.

8. Mitsubishi Pajero

Pesado, duro y rápido, el Mitsubishi Pajero era algo así como un tanque para los gánsteres inmersos en las guerras por el territorio. Si el BMW 7 era el coche más disparado de los años 90, el Pajero fue el más explotado.

9. Chevrolet Tahoe

El Chevrolet Tahoe fue diseñado como un coche familiar. Por lo tanto, los estadounidenses se sorprenderán al saber que en Rusia este gigante de nueve plazas se utilizaba para llevar unidades enteras de criminales a realizar ataques.

10. Mercedes S600

El sueño de todo gánster ruso. Los únicos que podían permitirse uno eran los jefes de la mafia. Acogedor y cómodo, el “jabalí” (como se le apodaba al coche) daba a su dueño un gran prestigio, aunque no daba muchas garantías de seguridad. Este Mercedes fue incendiado, disparado y explotado al igual que cualquier otro en los “salvajes años 90”.

El KGB sobre ruedas: los 8 vehículos más destacados de los servicios secretos soviéticos

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies