Descubre los ‘aerosani’, los trineos aéreos rusos, populares en todo el mundo

D. Chernov/Sputnik
Diseñado y creado en Rusia es el mejor vehículo para desplazarse por regiones cubiertas de nieve. Los ‘aerosani’ son rápidos y eficaces y ya han llegado fuera de las fronteras del país.

Impulsados por hélices y con esquís, los aerosani (trineos aéreos) son perfectos para los ilimitados y abiertos espacios de Rusia. No es de extrañar que este tipo de moto de nieve apareciera por primera vez en el país más frío del mundo.

Estos trineos aparecieron accidentalmente en 1903, durante las pruebas de un motor de aviación que se estaba montado en un trineo. A uno de los ingenieros, Serguéi Nezhdánovski, le gustó la combinación y patentó los primeros aerosani del mundo.

Entre las tareas principales de estos vehículos se incluía el transporte de carga, la distribución del correo y la participación en operaciones de combate.

Los trineos aerotransportados eran perfectos para cubrir largas distancias, ya que eran mucho más rápidos que los coches y más rentables que los aviones.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los soviéticos establecieron unidades móviles especiales de trineos aéreos que ayudaban a las tropas y operaban como una fuerza separada.

El NKL-16 transportaba grupos de carga y aterrizaje y también hacía de mensajero. Además de los soldados que llevaba dentro podía arrastrar a 20 esquiadores en un remolque.

En 1942, apareció el NKL-26, que era más avanzado. A diferencia del NKL-16, este nuevo modelo tenía un blindado más fuerte y estaba equipado con una pistola-ametralladora Degtiariov de 7,62 mm. La tripulación del vehículo estaba formada por dos hombres: un conductor-mecánico y un comandante-tirador.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el nuevo Séver-2 (Norte-2) reemplazó al obsoleto NKL-16. Basado en el vehículo GAZ-M20 Pobeda, contó con un motor del avión AI-14. Sin embargo, el vehículo no superó las pruebas y el proyecto no prosperó.

En la década de 1960 se estrenó el KA-30, más potente, capaz de transportar hasta ocho personas y alcanzar velocidades de hasta 100 km/h. Una versión hecha para el KGB tenía un motor más potente y una carrocería ampliada para más asientos.

El A-3 quizá fue el que tuvo el destino más interesante. Se utilizó para buscar cosmonautas, sirvió como vehículo de caza personal para el líder soviético Leonid Brézhnev y se utilizó para filmar una de las producciones más ambiciosas del mundo,Guerra y paz (1967).

Hoy en día, además de Rusia, se producen trineos aéreos en muchos países del norte, como Canadá y Noruega.

Rusia, sin embargo, sigue siendo el líder en la producción de estos vehículos y produce y diseña alrededor del 90% del total mundial.

Aquí te contamos cómo los aerosani eran utilizados durante la Segunda Guerra Mundial. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies