Así es el Tu-160, el bombardero nuclear ruso que ha aterrizado en Venezuela

Tu-160.

Vitali V. Kuzmín

El lunes de 10 diciembre aterrizaron en Venezuela, en el aeropuerto internacional Simón Bolívar en Maiquetía, dos bombarderos Tu-160, un avión An-14 de transporte y carga militar y otro avión de pasajeros Il-62. Junto con los aparatos llegaron también 100 pilotos rusos.

Las tripulaciones de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas y la Fuerza Aérea de Venezuela realizaron en el aeródromo de Maiquetía sesiones conjuntas de entrenamiento para tripulaciones y operaciones de vuelo. Los pilotos estudiaron el área de vuelos, elaboraron mecanismos de interacción, realizaron una capacitación práctica y completaron las tareas de vuelo, informa la agencia TASS.

Los aviones rusos se desplazaron más de 10.000 km para llegar al país latinoamericano y tal y como señaló a RT el piloto Oleg Pchelá: “Nos acompañaron cazas de Noruega, Islandia, Reino Unido y Francia”. El vuelo se realizó en estricta consonancia con las normas internacionales del uso del espacio aéreo, subrayó el Ministerio de Defensa ruso, según informa Sputnik.

Por su parte, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, tranquilizó a través de su cuenta de Twitter a la comunidad internacional por la presencia de los bombarderos rusos en el país latinoamericano.

¿Cómo es el Tu-160?

El Tu-160, denominado “Cisne Blanco”, tiene 44 récords mundiales en su haber y está considerado el bombardero pesado más potente del mundo, ya que puede cargar hasta 40 toneladas de bombas y misiles.

Es capaz de portar armas nucleares y la principal característica de estos bombarderos son las alas de geometría variable. Esta permite al Tu-160 actuar como un bombardero de doble régimen, es decir, capaz de vuelo subsónico y supersónico. Este avión puede, por ejemplo, volar de Moscú a Washington en cuatro horas.

El Tu-160 se hace por unidades. En toda su historia se han construido tan solo 35 aparatos. Según los datos disponibles de 2013, las Fuerzas Aéreas rusas cuentan con 16 portamisiles estratégicos Tu-160. Son aviones únicos, cada uno de ellos, como los barcos, tiene su propio nombre en honor de héroes (Iliá Múromets) o de pilotos famosos (Valeri Chkálov). En 1992 se detuvo la construcción de estos bombarderos, pero a comienzos de los años 2000 se reanudaron los trabajos. Según informó Rossíyskaia Gazeta, en 2015 el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó reanudar la fabricación de los bombarderos estratégicos supersónicos Tu-160 en una versión modernizada (Tu-160M). Se fabrican en la ciudad de Kazán y están dotados de sistemas de a bordo muy avanzados. En la actualidad Rusia también trabaja en la creación de un bombardero estratégico de nueva generación.

Las armas de este avión son transportadas en dos bahías de carga internas bajo el fuselaje central entre los motores. En cada una de ellas se pueden colocar hasta 20.000 kg: bombas convencionales de caída libre, bombas guiadas por láser y bombas guiadas. También sirve para transportar misiles cruceros de largo alcance, de ataque aire-tierra y superficie aire-mar, misiles nucleares tácticos y misiles antisatélites.

Estos aviones visitaron Venezuela en septiembre de 2008 y lo hicieron por última vez en octubre-noviembre de 2013, informa Rossíyskaia Gazeta.

Estos son los tres aviones de combate rusos más potentes de la era moderna.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies