Rusia e India firman un contrato militar por barcos con un valor de mil millones de dólares

Vitali V. Kuzmín
En los próximos tres años, las primeras fragatas del proyecto 11356 equipadas con misiles de crucero Kalibr serán utilizadas por las fuerzas indias para defender sus fronteras.

A finales de noviembre, Rusia e India firmaron un contrato por 950 millones de dólares para la venta de varias fragatas del proyecto 11356. India está ahora en posición de cabeza para convertirse en el primer país, aparte de Rusia, que equipe sus barcos con misiles de crucero Kalibr.

Proyecto 11356

Estas naves de nueva generación gozan de baja visibilidad en los radares y sistemas de reconocimiento acústico enemigos. También pueden alcanzar velocidades de hasta 30 nudos (unos 50 km/h), lo cual está bastante bien para una bestia marina que tiene un desplazamiento de 4.000 toneladas y que mide 125 metros de largo y 15,2 metros de ancho.

Los buques del proyecto 11356 pueden cubrir una distancia de casi 5.000 millas náuticas antes de tener que hacer una parada en un puerto para repostar combustible. Están equipados con el último sistema de radar de Rusia, el Fregat-M2EM. Además, cada buque cuenta con varios puestos de control de fuego, que dirigen los sistemas de armas antiaéreas y de artillería a bordo.

Estos incluyen el soporte de artillería A-190 con munición de 100 mm, que puede atravesar el blindaje de acero de los barcos enemigos, y un par de sistemas antiaéreos AK-630 con cañones de 30 mm de calibre. Como parte de su equipo antisubmarino, estos barcos tienen dos tubos de torpedos de 533 mm y un lanzacohetes RBU-6000 escondidos en sus compartimentos.

En la popa del barco, también hay una cubierta de aterrizaje para los helicópteros militares y de transporte Ka-27 y Ka-31. Pero la guinda del pastel es el lanzador 3S14, que está cargado con la principal arma de ataque de Rusia, los misiles de crucero Kalibr, que tuvieron su bautizo de fuego en Siria.

Misiles Kalibr

Estos misiles de crucero son el núcleo del “escudo antimisiles” de Rusia y están desplegados en los barcos y submarinos más modernos del país.

Su alcance efectivo varía entre los 300 y los 2.600 km (el alcance de los misiles exportados al extranjero es la mitad de los suministrados a las fuerzas armadas rusas). Además, cada misil Kalibr viaja en una trayectoria que es recorrida a ras del suelo, lo que hace prácticamente imposible detectarlo y destruirlo.

Un aspecto a destacar es la carga útil de estos misiles. Durante la próxima década, los avances tecnológicos permitirán equiparlos con una ojiva de potencia similar a la de un arma nuclear, pero sin secuelas radiactivas.

¿Sabías que Rusia ha actualizado barcos soviéticos instalándoles modernos sistemas antiaéreos? Pincha aquí para leer sobre este tema.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies