Rusia actualiza barcos soviéticos e instala en ellos modernos sistemas antiaéreos

Ígor Zarembo/Sputnik
A veces para avanzar hay que mirar hacia atrás. Eso es precisamente lo que ha hecho la Armada rusa al colocar devastadoras armas modernas en antiguas corbetas soviéticas.

El Ejército ruso recibirá en 2019 dos corbetas de misiles de la era soviética, pertenecientes al proyecto Flash 1241 (alias Tarantul), y que se han modernizado a medida que se refuerzan las defensas costeras a lo largo del mar Negro y del Caspio. 

La incorporación de este par de corbetas ha sido inesperada, ya que estos barcos, supuestamente, se habían puesto a punto para un cliente extranjero cuya identidad sigue sin desvelarse. Sin embargo, el contrato se ha suspendido debido a la escasez de fondos y Rusia acabó añadiendo los buques a sus filas.

Las principales diferencias entre la corbeta soviética de los años 80 y la versión moderna son su arquitectura y el armamento.

En primer lugar, los diseñadores han mejorado las condiciones de la tripulación. Y también han  reemplazado los viejos sistemas de armas soviéticos por modernos misiles antiaéreos X-35U y una versión marítima del potente sistema de defensa antiaérea Pantsir-S1, el Pantsir-M.

El arma elegida

No hay duda de que el Pántsir-M es la adición más importante. Irónicamente, las corbetas de misiles restauradas han sido los primeros barcos de la Flota rusa en obtener estos sistemas.

La versión marítima es capaz de interceptar misiles durante lanzamientos fuertes, así como durante tormentas. También es más compacta que la versión terrestre y está recubierta con una funda anticorrosiva, lo que le dará un mayor tiempo de vida útil. Además, podrá rastrear y disparar simultáneamente contra cuatro objetivos aéreos que vayan sobre el agua con proyectiles y misiles de 30 mm.

La frecuencia de tiro del Pantsir-M es impresionante. Es capaz de disparar hasta 160 proyectiles de artillería por segundo, es decir, hasta 9.600 disparos por minuto.

“El Pantsir-M crea una cúpula antiaérea de 20 km alrededor del barco en el que está instalado. Eso lo convierte en una efectiva arma de defensa en cualquier conflicto potencial”, explica a Russia Beyond Alexánder Denísov, director ejecutivo de High Precision Systems, encargado de la creación del Pantsir-M.

Además del nuevo sistema de defensa antiaérea, las corbetas recibirán sistemas de lanzamiento de misiles, con ocho cohetes X-35U. Estos misiles serán capaces de eliminar cualquier objetivo sobre el agua a distancias de hasta 260 km. También recibieron sistemas internos de defensa contra electroimanes, es decir, sistemas de guerra electrónica. En los próximos años estos barcos servirán como unidades de defensa costera, así como en batallas contra los piratas.

Pincha aquí para ver 11 poderosos buques de la Armada Rusa.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies