Pistola Kaláshnikov podría convertirse en arma principal de los servicios de seguridad rusos

Serguéi Bóbilev/TASS
La nueva PL-15K con el cartucho 9x19 Parabellum, ampliamente utilizado, sustituirá a la conocida pistola Makárov. ¿Es tan buena como dicen sus creadores?

Los mayores fabricantes de armas rusos luchan (no literalmente, esperemos) por el contrato para reemplazar la pistola Makárov. El pretendiente número uno al trono es la pistola PL-15K del Consorcio Kaláshnikov. ¿Qué tiene de bueno esta pistola en particular?

Un ‘iPhone’ de Kaláshnikov

En los últimos años, el Consorcio Kaláshnikov ha perfeccionado su último modelo, la pistola PL-15, presentando una versión “compacta” de la misma en octubre del 2018.

La sensación al tocarla es extrañamente similar a la de sostener un iPhone nuevo. El metal mate suave y el mango de la pistola parecen moldeados especialmente para la mano del titular.

Otra característica de la nueva PL-15K que eclipsa a la anticuada Makárov son las palancas de control, muy fáciles de usar y que encajan perfectamente en los dedos del tirador. El botón de extracción del cargador y el tope de la corredera están colocados de forma tan cómoda que no es necesario realizar ajustes manuales ni ejercer una fuerte presión con los dedos sobre el mecanismo (como es el caso de la Makárov). Todo funciona de forma compacta y sin requerir de esfuerzos.

Además, los diseñadores hicieron que el gatillo fuera muy fácil de manejar. Viene en dos versiones: con retroceso corto o largo.

La primera es para especialistas que trabajan con armas todo el día. La segunda opción, con un retroceso largo, fue creada para tiradores menos entrenados, facilitándoles  alcanzar el objetivo de forma precisa tal y como fue concebido originalmente. El gatillo está equipado con un mecanismo para evitar disparos involuntarios en situaciones de estrés, cuando la adrenalina y la tensión muscular pueden hacer que el tirador se dispare accidentalmente en la pierna o lo haga contra un transeúnte.

Cualquiera que esté familiarizado con las armas de fuego sabe que los dedos de los principiantes a menudo se mueven involuntariamente al apretar el gatillo, haciendo que la pistola apunte hacia arriba y aleje su trayectoria del objetivo. Los diseñadores hicieron todo lo posible para minimizar este tipo de contragolpe en la nueva PL-15, sucesor potencial de la Makárov.

El bloqueo del arma se consigue mediante el clásico perno basculante. Este sistema es utilizado por la mayoría de los fabricantes mundiales de armas de fuego de cañón corto. El cañón estándar del PL-15 tiene una longitud de 120 mm, mientras que la longitud total de la pistola es de 207 mm. También se espera una versión con un cañón alargado para el silenciador. Además, como con cualquier arma del siglo XXI, la PL-15 puede montarse con una mira de colimador, lámpara y mira láser.

El único inconveniente potencial de la nueva pistola es que todavía no es posible predecir cuántos disparos podrá realizar el modelo estándar antes de quedar inutilizable.

Principal competidora

La principal competidor adel PL-15, como de hecho para cualquier arma de acción segura, es la Glock.

Cada Glock fabricada en Austria tiene una vida útil de entre 40 y 50.000 disparos, lo que da bastante tiempo al propietario antes de que tenga que empezar a pensar en cambiar piezas o sustituirlas.

Los diseñadores de la PL-15 hablan de una vida útil del cañón similar a la de una Glock. Sin embargo, esto no se ha confirmado en la práctica, y además de la Makárov, ninguna pistola de producción estándar en Rusia ha superado los 10.000 disparos. Por lo tanto, la veracidad de estas declaraciones sólo podrá verificarse cuando el arma sea adquirida por civiles y militares de todo el mundo. Además, pueden existir otros inconvenientes que no se revelen por el uso de ejemplares individuales en salas de exhibición de armas o durante pruebas operacionales.

En resumen, la nueva PL-15K es un reemplazo necesario para el arma preferida del siglo pasado. Goza de grandes perspectivas y todas las posibilidades de convertirse en una estrella mundial, igualando en éxito al legendario AK-47 de Kaláshnikov. Lo único que queda es comprobar estas bonitas palabras mediante la acción y no admitir ninguna reducción de la calidad cuando se trata de la producción en serie. Al fin y al cabo, la prueba final de una pistola está en cómo dispara.

Pincha aquí para condeocer las principales pistolas rusas del pasado siglo XX.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies