La información de Google Docs queda abierta a los internautas durante varias horas

Maxim Blinov/Sputnik

El pasado 4 de julio, después de que el gigante de las búsquedas ruso Yandex publicara un índice de Google Docs al que se podía acceder públicamente, Internet en Rusia quedó completamente abierta durante unas tres horas.

Absolutamente todo: listas de contraseñas, direcciones y precios de prostitutas de San Petersburgo, cuentas negras de varias compañías, datos personales y otra información confidencial. Esta información podía ser revisada por internautas oportunistas. Todo esto era accesible simplemente haciendo una búsqueda en Yandex de “contraseñas” en el portal Google Docs.

Google permite a los usuarios elegir la configuración de privacidad de los documentos, pero parece que muchas personas se olvidaron de hacerlo o simplemente pensaron que esos contenidos no se podrían encontrar en una búsqueda sencilla. Pocas horas después de que la gente se diera cuenta de lo ocurrido, Yandex eliminó los documentos de usuario de Google Docs de sus búsquedas. El servicio de seguridad de Yandex se ha puesto en contacto con Google debido a esta cuestión.

“Yandex indexa solo la parte abierta de Internet, es decir, páginas que están disponibles al hacer clic en los enlaces, sin necesidad de introducir un nombre de usuario y contraseña”, afirmó el servicio de prensa de Yandex. “Las páginas que no están indexadas por el administrador del sitio en el archivo robots.txt no son indexadas por Yandex, incluso si están en la parte abierta de Internet”.

La situación se asemeja al reciente escándalo ocurrido con Cambridge Analytica en Facebook, en el que la información personal de unas 87 millones de personas fue revelada a una empresa de datos electorales.

Yandex supera a Google en Rusia, ¿sabes por qué es así? Te lo contamos aquí.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies