Regreso al futuro: ¿desarrollará Rusia estos diseños de armas de la era soviética?

Ígor Zarembo/Sputnik
A veces para avanzar es necesario mirar hacia atrás, y eso es exactamente lo que los militares del país eslavo están haciendo al considerar una vez más dar vida a este par de bestias nucleares.

A medida que la tecnología progresa, los ingenieros militares rusos están ideando diseños de armas que se parecen cada vez más a las de Blade Runner o a las de otras películas de ciencia ficción. Pero esto no les impide confiar en el pasado para obtener ideas, como lo demuestran los siguientes proyectos.

Torpedo nuclear

Los oficiales militares rusos están considerando crear un torpedo con ojivas nucleares para su flota. El académico soviético Andréi Sájarov creó tal diseño, pero la tecnología no estaba a la altura por aquel entonces, así que el proyecto fue congelado. Sin embargo, la posibilidad de resucitarlo es muy real.

“Esta es una de las tendencias de la construcción rusa de armas, que se remonta a las raíces soviéticas y trata de realizar ideas que no se podían llevar a cabo en aquella época. Este torpedo (si se crea) tendrá 24 metros de largo, estará armado con una ojiva nuclear y podrá eliminar objetivos a 50 kilómetros de distancia, contó a RIA Novosti Shamil Alíev, uno de los principales diseñadores de torpedos del país.

La ‘súper arma’ de Putin

Uno de los diseños más anticipados e intrigantes de la era soviética que parece estar a punto de materializarse es un misil de crucero equipado con una instalación propulsora nuclear. 

Hemos comenzado a desarrollar nuevos tipos de armas estratégicas que no utilizan una trayectoria balística cuando vuelan hacia sus objetivos, lo que significa que los sistemas de defensa antiaérea son inútiles contra ellos”, anunció el presidente Vladímir Putin el pasado 1 de marzo, durante el discurso anual ante el Consejo de la Federación.

Por su diseño, el misil se parece a un X-101 ruso o a un Tomahawk americano, pero en su interior albergará una instalación de energía nuclear de gran potencia que aumentará la distancia de alcance del arma (la distancia de ataque del Tomahawk y del X-101 es de 2.500 y 5.000 km, respectivamente).

Al igual que los Tomahawks, será un misil de vuelo bajo que esquivará los accidentes del terreno a velocidad supersónica. Pero, como dijo el presidente, la distancia de ataque y el tiempo de vuelo del misil no se verán limitados gracias a su motor nuclear. Sin embargo, todavía no se han publicado fotografías de los ensayos militares de esta arma.

Si quieres leer más sobre armas futuristas de Rusia, pincha aquí

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies