El primer avión ruso diseñado en la época postsoviética despegará a finales de este año

Allocer/Wikipedia
En nuevo avión militar de transporte podrá transportar hasta 5 toneladas de equipamiento junto con centenares de hombre armados.

Los fabricantes rusos han creado desde cero el primer avión de transporte de la época postsoviética, se trata del Il-112 y se convertirá en el principal avión de corta distancia en los próximos años.

Los desarrolladores no revelan todos los detalles del avión, que todavía se mantienen en secreto, antes del primer vuelo. Aunque ya se sabe que está diseñado para operar en malas condiciones temporales y se espera que cumpla con todos los requisitos de sonido y emisiones de la Organización de Aviación Civil Internacional.

“Las fuerzas militares obtendrán 62 aparatos que reemplazarán a los envejecidos aviones de transporte soviéticos, como el An-26 y el An-24. Algunos de estos aparatos tiemblan, literalmente, en el aire durante los vuelos”, explicó a Russia Beyond Dmitri Safónov, exanalista militar de Izvestia.

La capacidad del avión es de 5 toneladas y cuenta con dos propulsores con hélices de seis palas, que le darán una velocidad de crucero de 500 km/h.

“Es un avión de corta distancia que recorrerá hasta 2.500 km con docenas de hombres armados a bordo. Es un jet de bajo coste creado para desplazar de un sitio a otro a los soldados de manera urgente”, afirma el experto.

El primer vuelo del I-112V está planeado para finales de este año. Los primeros aparatos aparecerán en el ejército a principios de la década de 2020.

Quién protegerá al Il-112 durante las operaciones militares

El nuevo avión también servirá para llevar a los soldados a aeropuertos rurales sin equipar cerca de la línea de frente. En estas circunstancias estarán escoltado por los nuevos cazas de generación 4+++, Su-35S, que ya se puso a prueba durante la lucha contra los terroristas del Estado Islámico en Siria.

Equipados con 8 toneladas de misiles y sistemas de defensa de alta tecnología y de guerra electrónica, estos aparatos harán las funciones de guardias aéreos.

Es más, el caza cuenta con un avanzado sistema de radar con una antena en fase Irbis, que posee unas características únicas para detectar objetivos a grandes distancias.

“En lo que respecta a las características, el radar es similar al del caza estadounidense de quinta generación F-22 Raptor. El Irbis es capaz de detectar un objetivo aproximándose a 350-400 km. A esa distancia puede ver un avión, a 150-200 km un puente de ferrocarriles, a 100-120 km un barco a motor y a 60-70 km sistemas de misiles táctico operativos o grupos de vehículos blindados y tanques y puede atacar a todos ellos”, explica a Russia Beyond Vadim Koziulin, profesor de la Academia de Ciencias Militares.

Si quieres conocer los aviones actuales más potentes de Rusia, haz click aquí.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies