Estas son las nuevas aeronaves recibidas por Ejército ruso en 2017       

Vitali V. Kuzmín
A finales de año, los militares recibieron una serie sistemas de modernas armas, incluidas aeronaves de nueva generación que recibieron su bautizo de fuego en las operaciones antiterroristas en suelo sirio

Nuevas aves de presa

Estos aviones y helicópteros comenzaron a unirse al Ejército hace un par de años. Sin embargo, este año 190 de estas máquinas se incorporaron a las Fuerzas Aéreas.

La principal entrada en servicio en la Fuerza Aérea fue la de los aviones de combate 4+ Su-35S que se estrenaron en combate en batallas contra los bandidos del autoproclamado Estado Islámico. El avión transporta hasta ocho toneladas de bombas y misiles en sus enganches de suspensión externos. También tiene sistemas de defensa contra las modernas armas de guerra electrónica que están equipadas con análogos extranjeros y que podrían ser utilizadas en una batalla aérea para intentar "apagar" los sistemas de ataque del Su-35.

Otra gran incorporación a la aviación fueron los bombarderos rusos 'Ornitorrinco' o Su-34 (apodados así por su morro de forma aplanada que hace que parezca este animal). Todos sus contornos radicales lo hacen parecer un caza, pero este es un caballo de batalla armado hasta los dientes con ocho toneladas de bombas e incluso misiles de crucero.

Los Su-34 pueden cubrir hasta siete mil kilómetros con un solo depósito de combustible y luego arrojar toneladas de bombas sobre las cabezas del enemigo. Esta capacidad se obtuvo gracias a la integración de una serie de tecnologías de los bombarderos Su-24 de la era soviética (al que, se espera,  el “pico de pato” debe sustituir por completo) y el bombardero estratégico Tu-22M3.

"Fue diseñado como una máquina de alta tecnología donde la tripulación no solo puede realizar bombardeos de primera línea y corto alcance, sino también misiones de larga distancia. Tiene suficiente espacio para que un piloto se levante o se recueste para relajarse entre los asientos de los pilotos. Tales comodidades antes solo estaban al alcance en enormes bombarderos estratégicos o en aparatos de la aviación de transporte", explicó a Russia Beyond el analista militar de Izvestia, Dmitri Safónov.

Helicópteros para el Ejército

Una de las principales incorporaciones a las Fuerzas Aéreas son, sin lugar a dudas, el 'Cazador Nocturno' y 'Caimán': los helicópteros de batalla Mi-28 y Ka-52.

El primero, Mi-28 'Cazador Nocturno', también se usó por primera vez en combates sobre suelo sirio. Su acción más conocida tuvo lugar en el año 2015 en Palmira, una reliquia histórica y antigua ciudad capturada por militantes del Daesh.

En el vídeo de arriba puedes ver un Mi-28 ruso destruyendo vehículos blindados terroristas con misiles guiados antitanque. Antes este tipo de operaciones, estos aparatos fueron utilizados  para defender la base rusa en Jeimim, donde se encuentran estacionadas las fuerzas principales de la misión rusa.

Otra belleza que se unió al Ejército este año fueron los Ka-52 'Alligator' y Ka-52K 'Katrán' (versión del mismo helicóptero pero para ser basado en alta mar). Estas máquinas fueron creadas, como Mi-28, para apoyar a unidades terrestres en la eliminación de fuerzas enemigas bien armadas: tanques, sistemas de artillería, puestos de avanzada, etc.

Además de todas estas máquinas de guerra, el Ministerio de Defensa espera que los fabricantes del país produzcan el próximo año un lote de helicópteros de aviación de transporte, una serie de bombarderos estratégicos Tu-160M2, aviones de combate de quinta generación Su-57 y el más reciente avión de combate 4++ MiG-35.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies