La cosa se pone caliente: el lanzallamas de Elon Musk, contra los incineradores rusos

El sistema pesado de lanzallamas llamado TOS-1 Buratino.

El sistema pesado de lanzallamas llamado TOS-1 Buratino.

Donat Sorokin/TASS
El extravagante hombre de negocios conmocionó de nuevo al mundo con su nueva arma friki de asalto. ¿Es un verdadero lanzallamas militar o es solo un juguete?

La empresa Boring presentó a finales de enero un lanzallamas como el arma perfecta "para animar cualquier fiesta".

Sin embargo, los expertos militares no se ponen de acuerdo respecto a este invento de Elon Musk, creado para que los civiles se diviertan en sus jardines "jugando con lanzallamas de juguete mientras hacen la barbacoa".

“La segunda enmienda y las leyes estatales permite a los ciudadanos estadounidenses en la mayoría de los estados poseer y usar armas de fuego para autodefensa. Las leyes en algunos estados incluso permiten que la gente tenga lanzallamas en sus armerías. Sin embargo, son numerosas enmiendas que la consideran una de las armas más crueles de la historia, un juguete con el que solo jugar en campos de tiro", comentó a Rusia Beyond Víktor Litovkin, analista militar de la agencia de noticias TASS.

Según él, se trata de un producto meramente comercial, que recuerda visualmente a las armas de los videojuegos y los libros de historia del siglo XX.

“Los lanzallamas de la era moderna se convirtieron en sistemas de lanzamiento de cohetes armados, para explicarlo de manera sencilla, con misiles llenos de explosivos que queman el territorio donde impactan", mencionó el experto.

La diferencia entre los lanzallamas rusos y el de la compañía Boring

Los lanzallamas portátiles se convirtieron en enormes sistemas de orugas capaces de disparar una tormenta de fuego a kilómetros de distancia.

El ejército ruso posee un sistema pesado de lanzallamas llamado TOS-1 Buratino. Como el personaje de cuento de hadas Buratino (la versión rusa de Pinocho), este sistema puede meter su "nariz" en cualquier agujero.

El vehículo está basado en el tanque T-72. Sin embargo, en lugar de una montura para un cañón, cuenta con 30 tubos (de calibre 220 mm) capaces de desatar un huracán de fuego en pocos segundos; los proyectiles que lanza contienen una mezcla termobárica que literalmente destruye refugios y tropas en pedazos mediante la mezcla del impacto, fuego y metralla.

La carga termobárica de cada proyectil crea una "nube de mezcla con el aire" que explota, creando presión a una temperatura de unos 3.000 grados centígrados. ¡Corre mientras puedas!

Si quieres saber cuáles con las 4 armas más mortíferas del Ejército ruso, pincha aquí

Haz click si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies