¿Qué robots-zapadores ha usado Rusia de manera experimental en Siria?

Said Tsarnáev/Sputnik
Los robots-zapadores rusos, que recibieron su bautizo de fuego durante la campaña siria, pasarán a formar parte de las unidades de ingenieros del país eslavo. Tres máquinas fueron las probadas: el Urán-6, el Skarabéi y la Sfera

En los próximos años, el objetivo principal de las tropas de ingenieros rusos será la modernización y el verse suministradas con  tecnología robotizada, que durante la campaña siria desminó más de 6.500 hectáreas de terreno, y destruyendo más de 100.000 objetos explosivos.

El robot Urán-6

Los expertos militares aseguran que estas máquinas pueden sobrevivir explosiones de 10 kilogramos de TNT y continuar su misión de combate. Primero se usaron para desminar Palmira en 2016 y tras la liberación de una de las ciudades más grandes de Siria, Alepo.

Mientras la máquina está llevando a cabo su misión a una velocidad de varios kilómetros por hora, peinando los campos minados con su arado metálico, su operador se encuentra a 50 metros de ella. El Urán-6 puede resistir fácilmente la detonación de minas de hasta un kilogramo de sustancias explosivas.

Gracias a sus orugas, puede subir rocas y paredes de hasta un metro de altura.

Pequeños exploradores

Junto al sistema Urán, de gran tamaño, sus hermanos pequeños Sfera y Skarabéi también participan en el desminado de barrios residenciales y las áreas más inaccesibles.

"Las tecnologías se están desarrollando y el factor humano está detrás de la creación de nuevas máquinas", contó el analista del periódico Izvestia Dmitri Litóvkin en una entrevista concedida a Russia Beyond. "Antes, los zapadores y los equipos caninos se veían obligados a operar en las áreas de acceso más complejo, donde no se podía usar equipo tecnológico más pesado. Pero ahora las Fuerzas Armadas disponen de pequeños vehículos exploradores-zapadores que contribuyen a que comprender un escenario al completo sin necesidad de arriesgar vidas humanas.

Según Litóvkin, estos ingenios mecánicos pudieron llegar a las zonas más inaccesibles, como túneles o túneles subterráneos.

Los robots fueron bautizados en base a su aspecto físico. El primero, Sfera, parece el hermano menor del BB8 de La Guerra de las Galaxias: una pequeña esfera con cuatro cámaras a su alrededor que rueda por el suelo y envía imágenes de su entorno al operador que lo maneja, en tiempo real. El BB8 puede sobrevivir a una caída de hasta cinco metros sobre piedras, escombros y otros materiales duros. La tecnología de sus sistemas le hacen volver a recuperar la verticalidad y continuar trasmitiendo imágenes,

El Skarabéi es un automóvil pequeño de control remoto. Los operadores bromean, asociándolo con coches de juguete, pero a pesar de sus dimensiones y "x", el Skarabéi trabaja bien en las áreas más complejas y difícilmente accesibles. Su electrónica ayuda a obtener una imagen clara incluso en condiciones complejas, así como señal de radio a una distancia de 250 metros.

Si quieres saber más sobre los robots empleados por el Ejército ruso, entonces deberías leer Skynet llega al Kremlin: así son los robots soldado del Ejército Ruso.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más