La Inteligencia Artificial aprende a interactuar con los humanos en la carretera

Legion Media
Cognitive Technologies, desarrollador con sede en Moscú, comparó la inteligencia de los humanos y los autos sin conductor. Descubrieron que en condiciones climáticas complejas, las personas pueden identificar mejor a otros seres humanos. La IA todavía tiene problemas para reconocer a algunos peatones

Los desarrolladores rusos no han planeado analizar la inteligencia de los vehículos sin conductor. "Solo queríamos probar nuestro sistema C-Pilot", contó a Russia Beyond Yuri Minkin, jefe del departamento de vehículos sin conductor. Sin embargo, durante el proceso de estas pruebas, los desarrolladores decidieron comparar cómo la IA percibe la situación en carretera en comparación con la mente humana.

Cognitive Technologies compara las funciones que tienen la IA y las mentes humanas. Los competidores de la inteligencia artificial fueron 17 voluntarios de distintas universidades de Moscú. Las pruebas se llevaron a cabo en carreteras de la capital de Rusia e incluían el uso de señales de tráfico y peatones. Algunas pruebas se realizaron en condiciones complicadas, como presencia de lluvia o cambios de luz y oscuridad.

"A los participantes se les pidió que nombraran todos los objetos de camino en el camino, algo que se solicitó también a la IA", explicó Minkin. Aparte de los voluntarios, había un conductor y un ingeniero en cada automóvil".

Son algo así por ahora...

Las pruebas se prepararon de tal manera que la cantidad de objetos para detectar nunca pudiera ser más de 3 al mismo tiempo. Había 27 rutas, calles de ciudades públicas, y cada una contenía de 30 a 35 objetos. Tanto las personas como la IA tenían que identificar los objetos a una velocidad de 50-60 km/h.

En buenas condiciones climáticas, los resultados fueron casi los mismos para la IA y los humanos: en más del 99% de los casos pudieron identificar las señales, otros automóviles y a los peatones.

La IA se desempeñó mejor cuando los objetos estaban parcialmente ocultos. La ventaja de la IA no estuvo en la calidad del reconocimiento sino en la velocidad. En cuanto al reconocimiento de las señales de tráfico la inteligencia artificial era capaz de hacerlo en cuestión de segundos.

"Elegimos las rutas, donde las señales estaban parcialmente obstruidas por árboles, automóviles y otros obstáculos y solo se descubrían cuando un automóvil se acercaba", comentó Minkin. Los humanos detectaron las señales un poco más tarde que la IA.

La diferencia es pequeña, entre 0,5 y 1 segundo, y la tasa de detección fue del 99% tanto para la IA como para humanos, pero existe, y la inteligencia artificial aprenderá a mejorar rápidamente.

¿Qué pasa cuando llueve?

Bajo la lluvia, la IA superó a los humanos e identificó señales (98,3%) y automóviles (98%) mejor (97% y 97,5% respectivamente).

No es de sorprender que, en malas condiciones climáticas, los humanos reconozcan a otros humanos mucho mejor: la tasa de detección para la inteligencia humana fue del 99,2% frente al 98% de la mente digital.

"Los humanos son difíciles de detectar: ​​tienen diferentes formas", explica Minkin. “Pueden caminar cogidos de la mano o abrazarse, cargar algo. En buenas condiciones climáticas, la IA era comparable a la humana, pero cuando las condiciones empeoraban, la inteligencia humana era mejor".

Cuando las condiciones de iluminación cambian, por ejemplo, de claro a oscuro, los humanos necesitan adaptarse. Según Minkin, las personas tuvieron una reacción más lenta en casi todas las pruebas, pero la diferencia no excedió de un segundo. Los expertos de Cognitive Technologies, sin embargo, creen que, con el desarrollo de sensores, la inteligencia artificial se volverá más poderosa y nos ganará en la carretera "como sucedió con el ajedrez".

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más