Su-25SM3, un depredador ruso contra el Estado Islámico

Sujói Su-25.

Sujói Su-25.

Vitali Timkiv/RIA Novosti
Se unirá al ejército ruso tras las exitosas pruebas en la guerra de Siria.

Ya se ha dado luz verde a la modificación del avión Su-25SM3 Grach (Grajo). Esta aparato de apoyo aéreo cercano, para las fuerzas de tierra se ha probado con éxito en Siria, en la campaña contra el Estado Islámico. En el país árabe ha operado junto con sus “hermanos mayores”, el Su-34 y el Su-35S.

Al contrario que sus predecesores, el Su-25SM3 puede utilizarse dos veces en un día, aunque sea con una carga menor. Además su uso es más económico.

“Se puede establecer un paralelismo con la vida real. Para llevar un pequeño paquete utilizarías un automóvil, no un camión militar. Un pequeño escuadrón de luchadores en la línea de frente suele ser más efectivo que el lanzamiento de toneladas de bombas para eliminar a los terroristas que se esconden en búnkers”, explica a Russia Beyond, Dmitri Litovkin, analista militar del periódico Izvestia.

Se suponía que los militares debían haber recibido el nuevo Grach, o sea, el “Súper Grajo”, hace ya un año, pero los fabricantes y los generales del ejército decidieron hacer más pruebas en Siria antes de crear los nuevos aviones y actualizar los 200 aparatos Su-25 ya existentes.

¿Qué es lo que hace tan especial al 'Súper Grajo'?

Se ha puesto a punto en Siria junto con el nuevo sistema de determinación de objetivos SVP-24 Gefest. Esta innovación aumenta la precisión de las bombas no guiadas.

“En la práctica hace que sean tan precisas como los misiles guiados. Lo que es más importante es que estos sistemas informáticos pueden integrarse en cualquier Su-25, aumentando su eficacia en el campo de batalla”, añade Litovkin.

Además, el Su-25SM3 recibió el sistema óptico-electrónico SOLT-25 que aumenta la capacidad de navegación del avión y le permite operar en cualquier tipo de tiempo meteorológico así como por la noche como por el día.

“Ahora el jet cuenta con un sistema de imágenes térmico y con un telémetro láser. Este sistema óptico-electrónico encuentra y sigue a los objetivos (personal enemigo, vehículos blindados, tanques, fortificaciones, etc) en el campo de batalla aunque haya niebla o haya una densa lluvia. El piloto solamente tiene que pulsar el botón SOLT-25 y entonces atrapa al enemigo y lo destruye automáticamente”, explica a Russia Beyond, Vadim Kozulin, profesor en la Academia de Ciencias Militares.

 “Vitebsk” es la última adquisición del Su-25SM3. El sistema ya está integrado en varias máquinas de guerra rusas, como los helicópteros Mi-28 y Ka-52. Se dedica a desactivar los sistemas electrónicos de los sistemas antiaéreos del enemigo.

Según Kozlulin, estos tres sistemas informáticos serán instalados en todos los aviones Su-25 y los primeros diez se unirán a las filas del ejército a finales de 2017.

Lea más