Siria, la primera batalla del caza Su-34

Sujói Su-34

Sujói Su-34

Reuters
Tras la intervención de los Su-34 en Siria, las probabilidades de realizar exportaciones de este caza-bombardero aumentan significativamente. Entre los clientes potenciales pueden encontrarse tanto países de la región Asia-Pacífico como de Oriente Próximo.

El caza-bombardero Su-34, de generación 4+, es una profunda modernización del Su-27. Está diseñado para destruir fuerzas terrestres, navales y sistemas de defensa antiaérea.

Es capaz de cumplir misiones en cualquier tipo de condiciones meteorológicas, independientemente de la hora del día. Uno de los puntos fuertes del Su-34 es su abundante reserva de combustible: la posibilidad de repostar en el aire y su motor de alta eficiencia le permiten disponer de un radio real de combate comparable al de bombarderos de distancia media tales como el Tu-16 o el Tu-22M.

Potenciales compradores

Actualmente, los Su-34 son utilizados por Rusia, que contará con 124 nuevas unidades de estos aviones hasta 2020. No obstante, debido al recrudecimiento del conflicto sirio, no está excluido que este avión, que ha demostrado sus capacidades en el combate, también despierte interés de compradores extranjeros.

“En Oriente Próximo Irán y Argelia podrían estar interesados. Además, Irán desea recibir un contrato de fabricación de estos aviones en su territorio, aunque esto requiere un tiempo considerable. En el caso de Argelia y los países de América Latina, podría tratarse de la compra de una partida pequeña, de hasta diez aparatos. Para países con fuerzas aéreas de tamaño modesto, resultan más adecuados aviones universales del tipo Su-30. Un aparato como el Su-34 es requerido por fuerzas aéreas de gran tamaño”, explica a RBTH el analista Vladímir Karnozov.

El mejor según “calidad/precio”

El Su-34 es el mejor producto entre todos los cazas de este tipo en cuanto a la relación calidad/precio y su potencial de combate. El precio de un avión es de 30 a 50 millones de dólares, dependiendo del equipamiento de combate. El competidor directo del caza ruso, el F-15 Eagle estadounidense, ha quedado obsoleto.

La semana pasada, el periódico libanés Ad-Diar informó de que seis Su-34 que habían despegado de la base Hamim en Siria se encontraron sobre el Mediterráneo con cuatro cazas israelíes F-15, que vigilaban el suministro de armamento ruso en Latakia. Después de que los Su-34 apuntasen a los F-15, los aviones israelíes abandonaron el espacio aéreo.

Por otro lado, los sistemas de seguridad por radar instalados en los Su-34 le permiten realizar bombardeos en Siria sin riesgo de ser derribados por baterías antiaéreas terrestres.

“Para el Su-34, la campaña siria es, ante todo, una manera de comprobar su capacidad de funcionamiento. Se trata de una prueba en condiciones reales de combate, y no la presentación de un aparato para su posible exportación”, declara a RBTH el experto militar independiente Oleg Zheltonozhko.

“En este momento la exportación es poco probable; además, el mercado de aviones especializados de este tipo es significativamente menor que el de cazas universales, por ejemplo. El Su-34 resulta extremadamente necesario para la Fuerzas Aéreas de Rusia, teniendo en cuenta nuestras distancias y la obsolescencia del Su-24”, considera el experto.

“Si se iniciaran las exportaciones, el mejor candidato parece Vietnam, por la larga relación con Rusia y su experiencia en el uso de cazas de la serie ‘Su’, además de sus buenas condiciones económicas y sus discrepancias con otros estados a causa de las islas en disputa a una distancia significativa de la costa. Según la experiencia de compra de otros aviones, la primera partida será de cinco a diez aparatos, y la cantidad total se determinará en función de los intereses del comprador”, explica Zheltonozhko.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más