Destapando el tabú del suicido

Fuente: PhotoXpress

Fuente: PhotoXpress

Cada 30 segundos en el mundo se suicida una persona, anualmente cerca de un millón de personas acaban con su vida, de las cuales casi 30.000 son rusos. En la actualidad, Rusia ha abandonado la lista de los diez países con mayor índice de suicidios del mundo y se ha convertido en el número 14.

Durante los últimos 20 años, el número de suicidios en Rusia se ha reducido hasta casi la mitad: si bien en 1993, según el Servicio Federal de Estadística (Rosstat), 56.136 personas acabaron voluntariamente con su vida, en 2013 se registraron 28.779 suicidios.

“La frecuencia de los suicidios es un indicador objetivo de la falta de bienestar social”, asegura el director de problemas ecológicos y sociales del Centro Científico Hematológico de psiquiatría social y judicial Serbski, Borís Polozhi.

Rusia es el primer país de Europa en cuanto al nivel de suicidios entre adolescentes de entre 15 y 19 años. En 2011 la media ascendía a 16 casos por cada 100.000 adolescentes, una cifra que supera los datos análogos en el mundo en más del doble.

“La primera mitad de los años 90 fue un periodo de radicales reformas sociopolíticas en Rusia. Durante esta época tuvo lugar un aumento de la frecuencia de suicidios, que se multiplicó por 1,5. Esta alcanzó su punto más alto en los años 94-95 debido a la compleja situación social en el país”, comenta el experto.

Adónde llevan los cambios

La tasa de suicidios volvió a alcanzar sus cotas más altas en 1999. La crisis económica de 1998 fue una de las más duras de la historia de Rusia. El 17 de agosto en el país se declaró un default técnico y al mismo tiempo el gobierno dejó de mantener artificialmente el tipo de cambio del rublo respecto al dólar.

Esta compleja situación en el país provocó una terrible cifra de suicidios: 57.276 casos. Sin embargo, los especialistas señalan escépticos que esta cifra se haya reducido realmente: en los informes oficiales, las muertes por suicidio a menudo se clasifican como muertes por accidente. En Rusia se suele omitir las causas reales de la muerte.

“Cuando la pasada primavera falleció un amigo íntimo de mi padre, incluso a mi hermano y a mí nos dijeron que había sufrido un fallo cardiaco y, como tenía 65 años, esto resultó fácil de creer”, comenta Tatiana Vasílieva de Moscú. “Más tarde, a través de algunos comentarios, entendí que se había suicidado por problemas financieros, aunque hasta ahora no sé exactamente qué fue lo que sucedió. Su familia intentaba esconder a todo el mundo que un hombre adulto hubiera hecho algo así”, comenta Tatiana.

La estadística confirma esta tendencia: “los hombres se suicidan cuatro veces más que las mujeres, mientras que los intentos de suicidio de estas es cuatro veces mayor".

El suicidio en la adolescencia

El suicidio lleva muchos años formando parte de las diez principales causas de mortalidad entre los rusos, doblando a la tasa de homicidios. Según Rosstat, en 2013 fueron asesinadas 14.427 personas y 28.779 se suicidaron. En el grupo de riesgo se encuentran artistas, personas de la tercera edad que acaban de jubilarse, han perdido a su pareja o se separan de sus hijos y adolescentes.

El número de suicidios en la adolescencia no depende de la situación social. “Por esta razón, a pesar de que en general la tasa de suicidios en el país desciende, entre los adolescentes continúa teniendo un nivel muy alto y, en este aspecto, no se observa ninguna tendencia positiva”, comenta Borís Polozhi.

“Los adolescentes son muy vulnerables, su mente es muy inestable, cualquier comentario o broma puede provocarles un profundo sufrimiento”, comenta Ekaterina Zherdeva, psicóloga escolar. “Debido a la falta de experiencia, reaccionan de forma muy dolorosa a cualquier cambio (una mudanza, el divorcio de sus padres, una pelea con sus amigos, un conflicto en la escuela, etc.). Además, son muy sensibles a todo lo que tiene que ver con su aspecto físico”, comenta la experta.

Los psicólogos distinguen dos razones principales de los suicidios entre adolescentes rusos: los conflictos con sus padres y el amor no correspondido. Estas dos razones dependen de la edad. “Únicamente un 10% de ellos tiene verdaderas intenciones de acabar con su vida, en el 90% de los casos se trata de un 'grito de auxilio”, prosigue Ekaterina Zherdeva.

“El adolescente cree de algún modo que él morirá y todos se reunirán en su entierro, llorarán, se lamentarán y comprenderán lo bueno que era y cómo le habían infravalorado y, como si de una película se tratara, él resucitará y la vida volverá a ser maravillosa y extraordinaria. Por desgracia, muchos adolescentes no son conscientes de lo que significa realmente la muerte”, señala la psicóloga.

Cualquier detalle imperceptible para una persona adulta es capaz de provocar una tragedia. En abril de este año, La región de Kaluga se conmocionó por la muerte de un niño de 12 años que se ahorcó por sacar una mala nota en biología.

Geografía de los suicidios

El índice más alto de suicidios suele darse en primavera, aunque esta es una tendencia mundial. Los índices de suicidio se distribuyen de forma irregular dentro de Rusia. Por ejemplo, según los datos correspondientes al año 2013, las regiones con más casos de suicidio del país fueron las repúblicas de Altái, Buriatia y Tyvá, donde su frecuencia alcanzó lo 58-67 casos por cada 100.000 personas.

“En la cultura de algunos grupos étnicos de Rusia, el suicidio es una práctica bastante más habitual. En particular, se trata de los pueblos finoúgricos y mongoles, - comenta Borís Polozhi. - En estas culturas, la frecuencia de suicidios es 2-2,5 veces mayor que entre los ciudadanos étnicamente rusos”.

En Rusia se lidia con esta triste estadística a nivel estatal: se bloquean las páginas sobre esta temática en internet y se crean líneas de ayuda telefónica, aunque los psicólogos aseguran que la principal medida para prevenir los suicidios debe ser una educación correcta. Únicamente el amor y la atención les ayudarán a tener una mayor confianza en sí mismos, a desarrollar una personalidad resistente a cualquier tipo de estrés social y cotidiano.

Lea más: El suicidio infantil y juvenil llega al parlamento>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.