Polémica en los medios rusos tras la victoria de una mujer con barba en Eurovisión

Conchita Wurst. Fuente: Vladímir Astapkovich / RIA Novosti

Conchita Wurst. Fuente: Vladímir Astapkovich / RIA Novosti

La victoria de Conchita Wurst en Eurovisión ha sido objeto de polémica en el entorno mediático ruso. Los defensores de los valores tradicionales han optado por reprobar públicamente la barba femenina, mientras que los blogueros se han tomado la victoria de Conchita como una broma.

Algunos políticos y altos cargos han reprobado la victoria de esta mujer barbuda y los principales canales de televisión han emitido programas para “proteger los valores tradicionales de personas como ella”. Los tertulianos de un programa del canal de televisión Rossia 1 también se han posicionado en contra.

El presentador, Borís Korchevnikov, ha calificado la actuación de Conchita de réquiem sobre la Unión Europea y los valores tradicionales. En su opinión, “Europa ha perdido la cabeza” y la imagen de un “personaje solitario, ni hombre ni mujer, que arde entre las llamas del infierno” refleja con claridad el estado actual de la Unión Europea.

El líder del Partido Liberal Demócrata de Rusia (LDPR, por sus siglas en ruso), Vladímir Zhirinovski, ha llegado a declarar que “fue un error liberar a Austria de la ocupación”, a lo que añadió que “Europa sufre una diarrea encarnizada”.

Por su parte, la blogosfera rusa ha recibido la victoria de Conchita Wurst con una sorprendente naturalidad. 

Todo en orden

“No veo nada extraño. Se trata de un espectáculo. A mí me gusta el ganador, su voz y la canción son geniales”. Escribe en livejournal.com el bloguero sen_semilia, cuya opinión comparten muchos más usuarios. “Vaya por dios, qué novedad: un hombre vestido de mujer que sale al escenario. A juzgar por las reacciones se podría pensar que nunca se ha visto nada parecido”, escribe mona_cenia.

No está del todo claro qué es lo que critican los cargos públicos rusos: la orientación sexual de la cantante o la caracterización de una mujer con barba. Si se trata de la orientación, el dueto ruso t.A.T.u. —que hace 15 años utilizó el perfil lésbico como imagen del grupo— es conocido en todo el mundo. Y si el problema es la mujer con barba, cabe señalar que mujeres así ya actuaban en los circos rusos el siglo pasado y, en Portugal, incluso tienen una mártir católica con barba.

Además, el rol del travesti está muy demandado en el mundo del espectáculo ruso. Verka Serdiuchka, una superestrella que goza de gran popularidad en Rusia y es en realidad el artista Andréi Danilko disfrazado, representó a Ucrania en el concurso de Eurovisión de 2007, donde por cierto obtuvo el segundo puesto.

 

Fuente: ITAR-TASS

Asimismo, el solista del grupo ruso Umaturman cantó hace diez años vestido de mujer una canción titulada ‘Mashka, eres un travesti…’ en la popular comedia rusa Den vyborov (El día de las elecciones), lo cual no dio lugar a declaraciones políticas de ningún tipo. 

“Show must go on”

La mayoría de los blogueros rusos interpreta la aparición de una mujer con barba en el escenario como un mero espectáculo; algunos han publicado videoclips del grupo Queen donde Freddie Mercury canta vestido de mujer. “Se trata de un espectáculo y el espectáculo, por encima de todo, es provocación”, escribe en su blog Irina Krashennikova. “El teatro siempre ha sido una constante en la música pop y ahora, de repente, parece que esto sea algo transgresor”.

“Me sorprende la gente que se lleva las manos a la cabeza por lo de Conchita Wurst con el pretexto de que quieren proteger a los niños. O son unos hipócritas o no se dan cuenta de lo obvio”, escribe Natalia Kramushenko. Más adelante recuerda que en el país hay muchos alcohólicos que también maltratan la psique de los niños y a nadie le preocupa su comportamiento, pero sí se escandalizan por un cantante extranjero del que se habrán olvidado dentro de medio año.

Muchos comparten esta opinión. Den04 escribe: “Cada día muestran en televisión películas con asesinatos, violencia, drogas... La violencia en los juegos que utilizan los niños es otra constante. ¿Cómo es que los padres no se indignan por esto? Y, sin embargo, basta que un artista con talento cante en Eurovisión para que estalle el histerismo…” Añade también: “No entiendo esta sociedad absurda.

Muchas culturistas llevan barba o bigote, pero si a alguien se le ocurriera decirles que lo que hacen es indecente es probable que despierte en el hospital con una conmoción cerebral y que acabe discutiendo de ‘moralidad’ con sus compañeros de habitación”.

De todas formas, no se ha registrado gran actividad en la blogosfera. Muchas personas no siguen Eurovisión por considerarlo un concurso demasiado superficial, mientras que a otros la aparición de una mujer con barba les deja completamente indiferentes.

También hubo algunas críticas indolentes hacia Conchita que se limitaron a repetir los clichés sobre la defensa de los valores tradicionales y sobre la depravación de Europa. Lo cierto es que, si no fuera por las sonadas declaraciones de algunos personajes públicos que pretenden darse publicidad a expensas de este espectáculo europeo, el vello en el rostro de Conchita Wurst apenas habría llamado la atención.