¿Depende la estabilidad política de Rusia de la situación en Ucrania?

La popularidad del presidente Putin se ha disparado desde la crisis ucraniana y el aumento de la tensión con Occidente. Fuente: Andréi Stenin / Ria Novosti

La popularidad del presidente Putin se ha disparado desde la crisis ucraniana y el aumento de la tensión con Occidente. Fuente: Andréi Stenin / Ria Novosti

Los índices de aprobación de Putin son muy altos, sin embargo, los autores del informe “Entre Crimea y la crisis” auguran un aumento de las protestas en el país. Todo pasa por el conflicto ucraniano, según los expertos.

El informe “Entre Crimea y la crisis” redactado para el Comité de Iniciativas Ciudadanas del exministro de Finanzas Alexéi Kudrin y publicado el 31 de marzo en la página web del comité augura un aumento de los movimientos de protesta en los próximos años. El momento en el que ocurra depende de la situación en el sureste de Ucrania, afirman los autores del informe.

El futuro de la política interna del país se desarrollará previsiblemente según dos posibles escenarios.

Por un lado, si los enfrentamientos armados en Ucrania terminan y la presión sobre Rusia remite, debido a la ausencia de una amenaza externa los problemas de la economía se convertirán en la prioridad de los ciudadanos.

Los enemigos externos serán relevados por los internos: los “funcionarios y los inmigrantes”, el apoyo al gobierno caerá en picado y esto podría provocar importantes protestas económicas comparables con las protestas políticas de los años 2011-2012

Por otro lado, en el caso de que el conflicto armado continúe, “las masas apoyarán la opción de aislar el país”, se conservará la idea de una agresión por parte de enemigos externos, pero más tarde el cansancio a causa del conflicto y de la crisis también provocará protestas y “una erosión gradual del apoyo al gobierno”. Los autores del informe prevén importantes consecuencias políticas durante las elecciones parlamentarias de 2016.

El autor principal del informe, el economista Mijaíl Dmítriev, fue primer viceministro de Desarrollo Económico y Comercio de Rusia. Anteriormente acertó en sus predicciones sobre el desarrollo de la crisis en el país en 2008 y sobre las protestas de 2011.

El realismo de ambos escenarios

Otros expertos han valorado de forma distinta el informe del equipo de Alexéi Kudrin.

“En el informe se indica que la regulación del conflicto creará problemas al gobierno en las elecciones de 2016. Yo creo que será al contrario: yo creo que esto estabilizará la posición del gobierno, porque el conflicto en Ucrania y el aislamiento del país no conseguirían mantener unos índices de confianza altos durante demasiado tiempo”, opina en una entrevista para RBTH el director del “Grupo de Expertos Políticos”, Konstantín Kalachov.

El experto recuerda que los índices de popularidad de Bush hijo aumentaron durante la invasión de Estados Unidos a Irak, “pero cuando Estados Unidos se quedó atascado en Irak, estos índices volvieron a caer”. Si Rusia “se queda atascada en Ucrania”, sucederá lo mismo, opina el politólogo.

Leonid Poliakov, profesor del departamento de ciencias políticas de la Escuela Superior de Economía, se muestra también de acuerdo con el hecho de que la regulación del conflicto ucraniano será beneficiosa para Rusia. Según él, una futura guerra de sanciones provocaría realmente un “aislamiento”, aunque ello no tiene por qué provocar, a su vez, manifestaciones en contra del gobierno. 

“La gran guerra de la nevera y el televisor”

Sin embargo, todos los expertos entrevistados por RBTH han constatado la inestabilidad de los altos índices de popularidad que el presidente y el partido en el poder han mantenido durante los últimos 15 años, aunque las razones son distintas.

Kalachov asegura que los índices de popularidad se mantienen altos gracias al apoyo de dos grupos: los que esperan que el gobierno tenga estabilidad y los que quieren que este se movilice más. “Pero los intereses de unos se contradicen con los de los otros”, - señala el experto. – Cuando estos dos grupos se enfrenten, la popularidad del presidente podría desmoronarse”. 

Los índices de popularidad del presidente se encuentran en un nivel alto (un 75 % en marzo de 2015 según datos de la Fundación Opinión Pública), y ello es consecuencia directa de la anexión de Crimea a Rusia, reconoce Poliakov. De este modo, podemos esperar que estos índices recuperen su nivel alto habitual (60-65 %). “Así de estables se mantienen los votos por el presidente en las elecciones”, comenta el profesor.

Lea más: Por qué está ganando Putin la nueva guerra fría>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.