6 hábitos rusos que deberías empezar a adquirir

AP
Los rusos están acostumbrados a enfrentarse a situaciones difíciles así que conocen algunos trucos para adaptarse y hacerse la vida algo más fácil.

1. Llevar regalos

Fuente: Vladímir Viatkin/RIA NovostiFuente: Vladímir Viatkin/RIA Novosti

Cuando se visita a un amigo, a un vecino o simplemente a un conocido, los rusos suelen llevar un pequeño regalo. Unos chocolates, una tarta, un juguete para un niño o quizá flores. Lo importante no es el regalo en sí, sino la intención. Y es que los rusos suelen decir: “Simplemente no puedes visitar a alguien con las manos vacías”.

2. Deja una cucharilla en la taza de té

Fuente: RBTHFuente: RBTH

En la época soviética la gente bromeaba y decía que los rusos tomaban el té con el ojo derecho cerrado para no darse en el ojo con la cucharilla. Es un misterio por qué lo hacen. Aunque una taza de té con la cucharilla dentro se enfría más rápidamente y el té sabe mejor...

3. Celebrar dos veces el Año Nuevo

Fuente: Evgueni Yepanchintsev/RIA NovostiFuente: Evgueni Yepanchintsev/RIA Novosti

Antes de 1918 los rusos seguían el calendario juliano, que tiene un retraso de 13 días respecto al gregoriano, utilizado en el resto de Europa. Aunque Rusia cambió el calendario hace mucho tiempo, el Año Nuevo al viejo estilo (curiosamente llamado Viejo Año Nuevo) todavía se celebra. Y si lo piensas dos veces, tiene sentido celebrarlo así, hay dos fiestas en vez de una y tienes dos oportunidades para pedir un deseo de Año Nuevo.

4. Come helado incluso en invierno

Fuente: APFuente: AP

La temporada de frío no puede ser una excusa para dejar de lado tus dulces favoritos. Algunos quioscos de helados siguen abiertos cuando las temperaturas bajan por debajo de cero. Si tienes miedo de caer enfermo, trata de mezclar el helado con la deliciosa mermelada rusa (varénie). Evitarás así que tu garganta se enfríe demasiado.

5. Trabaja sin parar hasta la fecha de entrega

Fuente: Serguéi Kuznetsov/RIA NovostiFuente: Serguéi Kuznetsov/RIA Novosti

Los rusos se las arreglan para hacer todo en el último momento. Les cuesta empezar pero suelen acabar muy bien.

Por una parte muestra la total incapacidad para planear las cosas de antemano y, al mismo, tiempo una gran habilidad para terminar un trabajo.

Hay un viejo chiste que dice así. Le preguntan a un estudiante: “¿Cuánto tiempo necesitas para aprender chino?" Y responde: “¿Cuál es el límite de tiempo?”.

6. Mantener el optimismo

Fuente: Alexánder Riumin/TASSFuente: Alexánder Riumin/TASS

Cada año se cierra el agua caliente durante unos días, hay veranos fríos (sobre todo el de 2017), la crisis financiera... Los rusos se enfrentan a estas circunstancias con optimismo. Preparan ollas con agua caliente, tienen gran cantidad de ropa y una paciencia infinita.

Lo que no te mata, te hace más fuerte, así que es importante mantener una actitud positiva.