¿Es Rusia el país en el que más se bebe del mundo?

El consumo de bebidas alcohólicas era algo poco común en Rusia en los tiempos antiguos.

El consumo de bebidas alcohólicas era algo poco común en Rusia en los tiempos antiguos.

Reuters
La mejora de las condiciones de vida, el aumento de la conciencia respecto a la salud y una activa campaña estatal reduce el consumo per capita, aunque sigue siendo un problema social.

El frío, las normas duras y el rampante alcoholismo son algunos de los estereotipos más comunes sobre Rusia. El país se retrata como uno de los más adictos del mundo.

Hay quienes dicen que beber es algo inherente al pueblo ruso, pero esto no es más que un mito.

Aunque resulte difícil de creer, el consumo de bebidas alcohólicas era algo poco común en Rusia en los tiempos antiguos.

Antes de la cristianización (en el siglo X) no había alcoholismo, de hecho, no había viñedos y solamente se bebían cosas de poca graduación como la cerveza o braga.

Al contrario de lo que suele creerse habitualmente, el vodka no es una invención rusa. Llegó al país de manos de mercaderes genoveses a finales del siglo XIV.

Aunque aquel brebaje poco se parecía al vodka actual. Se llamaba ‘aqua vita’ y era un licor hecho a base de uvas, procedente del sur de Francia. Al principio no gustó a los rusos y se utilizó con propósitos medicinales. 

Producto importado

En el siglo XV los monasterios empezaron a producir vodka. La información acerca de la inclinación de los rusos hacia el alcohol es contradictoria, según los escritos de los viajeros extranjeros de los siglos XV y XVI. 

El austriaco Sigismund von Herberstein escribió en 1549 que los rusos “se dedican al consumo excesivo de alcohol en cualquier momento que la ocasión lo permite”. 

Sin embargo, el científico Sebastián Munster decía en 1544 que los rusos “rara vez bebían vino, solamente en algunos festines”. 

Un festín de bodas del siglo XVII, pintado en 1883. Fuente: Konstantín MakovskiUn festín de bodas del siglo XVII, pintado en 1883. Fuente: Konstantín Makovski

Los mayores bebedores en la Europa medieval eran los alemanes, no lo rusos. Por lo que respecta a Rusia, el propio estado desempeñó un papel importante en la expansión del consumo de alcohol en el país. El monopolio de la venta de bebidas llenó las arcas de la tesorería estatal.

La situación se volvió catastrófica en el siglo XIX, cuando comenzó la producción industrial de vodka en el país. En 1911 el vodka suponía el 89,35% del alcohol total producido en el país. 

El movimiento en contra del alcohol

En el siglo XIX también comenzó un movimiento en contra del alcohol en el Imperio ruso. Se crearon muchas organizaciones para prevenir el crecimiento del alcoholismo en el país. En 1859 los activistas antialcohol destruyeron gran cantidad de bares y tabernas. 

Esta lucha continuó en la época soviética. Hubo duras medidas de las autoridades contra las tiendas de licores, se pararon algunas destilerías y hubo una campaña contra el consumo. 

La URSS no era el líder de consumo de alcohol. El auge llegó en 1984, con un consumo medio de 8,4 litros por persona. En aquel momento una persona en Francia consumía 13,5 litros, por 12,5 litros de Portugal.

Fuente: Iliá Pítalev / RIA NovostiFuente: Iliá Pítalev / RIA Novosti

Tras el colapso de la URSS y el crecimiento del desempleo, el crimen y una considerable bajada en las condiciones de vida, el consumo de alcohol aumentó significativamente en los años 90. Además también fue una época en la que proliferaron los alcoholes falsos. 

En la década del 2000 el Estado comenzó a luchar activamente contra este problema. 

La intervención estatal en las últimas décadas

En 2009 el gobierno adoptó una política de lucha contra el alcohol que se prolongará hasta 2020. Tiene como objetivo “reducir el consumo de alcohol per cápita en un 55%”.

Se prohibió el consumo en lugares públicos y se restringió la publicidad en televisión y también se prohibieron los comerciales en la prensa escrita. 

Además, se ha limitado el horario de venta y se han aumentado las multas por ventas a menores. Este mes ha habido incluso una iniciativa para prohibir la muestra de bebidas alcohólicas en programas de televisión, documentales y películas, aunque los expertos creen que será imposible llevarlo a cabo. 

¿En qué países se consume más alcohol?

Según los datos de la OMS del año pasado, el país más bebedor del mundo es Lituania, con un total de 16 litros de alcohol por persona. El segundo lugar lo ocupa Belarús (15 litros), seguida de Letonia (13 litros). Polonia y Rusia son los siguientes, con 12 litros cada uno. 

Rusia no ha ocupado el primer lugar en varios años. En 2013 fue el quinto, en 2014 el cuatro y el 2015, el sexto. Según datos de la OMS, Rusia y Belarús han sufrido un descenso significativo del consumo. El Servicio Federal del Estadísticas de Rusia señala que ha bajado desde los 18 litros por persona en 2009 a los 12 litros de 2016. 

Este progreso está asociado a diferentes factores: la lucha contra el alcoholismo, la mejora de los estándares de vida, el aumento de la conciencia sana y una decidida política estatal. 

Aunque el alcoholismo continúa siendo un problema en el país. A pesar de no ser el lugar en el que más se bebe del mundo, continúa cerca de la cabeza. 

Lea más:

Un diccionario ruso de alcohol

De cuando Rusia fue declarada abstemia