Violencia juvenil: adolescentes disparan contra la policía y se suicidan

Huyeron de casa y hubo un tiroteo con la policía que contaron online.

Huyeron de casa y hubo un tiroteo con la policía que contaron online.

Video screen grab/denismurav
Retransmisión online de sus últimas horas de vida, disparos contra policías y familiares y suicidio doble. Dos adolescentes de 15 años de la región de Pskov, Katia Vlásova y Denís Muraviev, intentaron irse de casa por problemas con sus padres y, al parecer, no pensaban suicidarse, pero las cosas no salieron como habían planeado.

Su historia ha dejado perpleja a toda Rusia, que no había visto nada similar excepto en películas o videojuegos. Atrincherados en una casa de dos pisos, los adolescentes dispararon desde su ventana contra unos agentes de la policíay retransmitieron lo sucedido en Periscope comparándose con Bonnie y Clyde. Ellos mismos cuentan los detalles de su propia tragedia.

“En cuanto vea a un policía le disparo”

Según cuenta Denís Muraviev en la retransmisión en Periscope (actualmente eliminada, se conserva únicamente la transcripción), los adolescentes habían decidido irse de casa porque estaban hartos de sus padres. Katia había recibido una paliza en su casa por haberse quedado a dormir con una amiga sin pedir permiso. Tres días antes de la tragedia Denís sacó dinero con la tarjeta de crédito de su madre y la pareja se fue a una casa del padrastro de Katia a 70 km de Pskov.

El padrastro de la joven guardaba armas en las cajas fuertes de la casa. Lograron abrir una y se hicieron con un rifle de caza y otras armas.


En ese momento la policía ya estaba buscando a Denís, que constaba como desaparecido. Los agentes intentaron entrar en la casa y durante una pelea Denís disparó a la madre de Katia con una pistola traumática.


Al poco tiempo llegó una nueva patrulla de policías y Denís abrió fuego contra los agentes, esta vez con balas de verdad.


“Creo que he dado a un policía. En cuanto vea a un policía le disparo. Si le he dado, son otros 15 años de cárcel”, comenta Denís. “¡No hay nada que hacer! Entregarse no tiene sentido…” — dice Katia. Esta se ríe, exclamando que ahora “toda la clase la está viendo” (en Periscope) y añade que les echará de menos.

“Si nos entregamos, nos matarán — continúa Denís — . Si nos entregamos no nos volveremos a ver, nos llevarán a ciudades y escuelas distintas”. Los jóvenes dicen que no les quedan balas, aunque en uno de los videos se ve que en la casa hay muchos cartuchos todavía.


En un momento determinado se interrumpe la retransmisión y un destacamento especial entra en la casa, donde encuentra a los dos adolescentes sin vida. Una agencia de información de Pskov informo de que Denís disparó primero a su novia y después se suicidó. Ambos adolescentes dejaron en las redes sociales mensajes idénticos a sus padres, en los que los acusan de haber destruido “su vida y su mente”.

Foto: denismyr18/vk.comFoto: denismyr18/vk.com

La reacción de las autoridades

Anna Kuznetsova, la defensora de los derechos de los niños, ha declarado que los sucedido es una “tragedia terrible”, añadiendo que está participando en las tareas para “establecer las circunstancias y los detalles de lo sucedido”.

El gobernador de la región de Pskov, Andréi Turchak, expresó su pésame a las familias: “Es una tragedia terrible. No hay palabras para mitigar la amargura de su pérdida”.

El gobernador expresó su confianza en que los servicios policiales averigüen las causas del suicidio y del ataque contra los agentes de la policía. Las circunstancias de la tragedia las está examinando una comisión regional de menores.

La tesis del suicidio no coincide con las palabras de los jóvenes

La versión que asegura que Denís disparó a Katia y después acabó con su vida se contradice con las palabras de los jóvenes, que aseguraron que no les quedaban cartuchos. En las redes sociales se insiste en esta contradicción. El periodista Serguéi Dorenko escribía en Twitter: “¿Cómo podemos saber que los adolescentes se suicidaron y no recibieron disparos durante el asalto a la casa? ¿La policía utilizó las armas al entrar?”.


Al mismo tiempo, la Guardia Nacional asegura que los agentes de las Unidades Especiales de Respuesta Rápida no abrieron fuego en la casa. Algunos usuarios opinan que los adolescentes pudieron mentir respecto a los cartuchos, ya que los policías no tenían necesidad de dispararles.

“Me cuesta creer que los policías hayan disparado a los niños. O bien consiguen que sus versiones coincidan, o el fiscal comenzará a hacer preguntas”, escribe en Facebook Yuri Kunikov, antiguo inspector de policía.

¿De quién es la culpa?

En plena perplejidad por la tragedia se propusieron varias versiones que explicaban los hechos. La psicóloga especializada en adolescencia Irina Sokovnia opina para el portal Govorit Moskvá que los adolescentes podrían haber entrado en una secta o padecer una enfermedad mental. La senadora Elena Mizulina, conocida por su opinión conservadora, acusaba de todo en su cuenta de Twitter a los videojuegos de disparos.

Mucha gente opina que la razón de todo se encuentra en la violencia familiar sobre la que hablan los adolescentes. “Es un problema de educación infantil. Los niños no deberían haber tenido acceso a las armas. Los padres son los únicos responsables”, escribe en Twitter Gregori Zagradsky.

Lea más:

"Grupos de la muerte", ¿quién mata a los niños en internet?

Los medios rusos publican una investigación que ha tenido gran resonancia mediática sobre grupos en redes sociales que inducen a los niños al suicidio.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies