"Grupos de la muerte", ¿quién mata a los niños en internet?

En las redes sociales hay grupos que inducen al suicidio.

En las redes sociales hay grupos que inducen al suicidio.

Getty Images
Los medios rusos publican una investigación que ha tenido gran resonancia mediática sobre grupos en redes sociales que inducen a los niños al suicidio.

El diario Nóvaya Gazetapublicó una investigación de los llamados "grupos de la muerte" en VKontakte, la red social más popular de Rusia. Se trata de  comunidades que presuntamente indujeron al suicidio a menores de edad.

Galina Mursalíeva contabilizó 130 suicidios de niños ocurridos en Rusia entre noviembre y abril. Entre ellos hay "como mínimo 80" que estaban en estas comunidades y dedujo que los culpables de estas muertes eran estos grupos que han aparecido en internet.

Esta amplia secta en la que hay adultos, fue creada por un "club de suicidas" y ya ha anunciado nuevas muertes, escribe Mursalíeva. Otros medios escriben que no es más que un juego horrible de mistificación de la muerte. Al mismo tiempo, el parlamento ya ha avisado que habrá nuevas leyes para limitar estos grupos.

Qué escribe Nóvaya Gazeta

Según la publicación, hay al menos 1.500 grupos en VKontakte que inducen a los niños al suicidio. A priori los nombres de los grupos — "Casa silenciosa", "Mar de Ballenas" o el misterioso "f57" — son inofensivos pero dentro hay elocuentes citas acerca de la falta de sentido de la vida y populares canciones sobre el tema del suicidio.

A los que más interés demostraban sobre el tema del suicidio se les invitaba a grupos "más serios", con un contenido cada vez más fuerte: fotos de manos hechas pedazos, videos que incentivaban al suicidio y escenas reales de suicidios de niños.

Su objetivo, tal y como ellos mismo escriben es la "puesta a punto hasta la condición de Rina". Se refiere a una chica de 16 años de una ciudad siberiana que en noviembre de 2015 se tumbó en las vías de tren. Las fotografías de su cuerpo mutilado llegaron a la red y Rina se convirtió en un símbolo de los "grupos de la muerte", como primer adepto de la secta.

“La puesta a punto” de los adolescentes se realizaba a través de “misiones”.

El administrador asignaba al niño un número y unas instrucciones acerca del día y la manera en la que tenía que suicidarse.


Entonces se ponía el marcha el “temporizador”. Hasta la llegada del “día X”, los jóvenes tenían que hacer deberes: rasgarse las manos hasta sangrar y resolver “acertijos” de cifras sin sentido como si en realidad escondieran un sistema cifrado del mundo.

 
1/4
 

El material de Nóvaya Gazeta se ha escrito basándose en las declaraciones de Irina, madre de Ela, una chica de 12 años que el diciembre del año pasado saltó desde el 14º piso de un edificio y que estaba inscrita en uno de los “grupos de la muerte”.

Después de su muerte, Irina comenzó su propia investigación. Se creó una cuenta falsa y decidió seguir los pasos de su hija. La mujer encontró un mapa colorido de Rusia con unas ciudades marcadas con puntos negros. "Lo encontré en enero, y en febrero ya se habían suicidado niños en esas ciudades", explica Irina.

Otros medios hablan sobre el tema

El usuario que más activamente populariza el suicidio es un tal Filipp Lis, al que le ayudan Mirón Setj, Eva Reij y Mar de Ballenas (creador del grupo del mismo nombre), dice Nóvaya Gazeta, pero la periodista no ha sido capaz de esclarecer quién se encuentra detrás de estos nicks.

El medio online Lenta.ru se puso en contacto con los creadores del grupo "Mar de Ballenas" (animales que se quedan varados en la costa y se suicidan). El creador del grupo declaró que Filipp Lis, director del grupo inhabilitado "f57", simplemente quería aumentar el número de suscriptores de manera algo ilícita para atraer publicidad a la página. La red social VKontakte es un espacio popular para la publicidad y los servidores públicos que trabajan en las promociones pueden ganar mucho dinero.

Lis, al encontrar un tema de moda entre los adolescentes creó el mito de una horrible secta y la promocionó a costa de Rina. Se vendían páginas clones, reposts, vídeos y fotografías de su tumba y pantallazos con sus chats. Después de que la red social eliminase "f57" creó un grupo similar.

"Vi el revuelo que se había montado. Mostré interés y decidí crear el grupo”, explicó Mar de Ballenas a Lenta.ru.

Según sus palabras, se concentró en tratar de disuadir a los adolescentes acerca del suicidio, pero al principio tenía que ser "uno de ellos". Por su parte Mirón Setj dio una explicación similar en las redes sociales después del gran eco público de la publicación: "Escogimos un auditorio claro de potenciales suicidas. En nuestro proyecto trabaja un psicólogo.  <…> Prevenimos suicidios de adolescentes, nada más".

Al mismo tiempo, los administradores de los grupos se cambian sus declaraciones constantemente. No es más que un chiste, que se ha descontrolado un poco, trataba de explicar Lis posteriormente. Todo esto no era más que un juego y algunos niños simplemente creyeron demasiado en él, dicen otros creadores. La publicación Apparat encontró sus verdaderos perfiles en las redes sociales, Lis, por ejemplo tiene 21 años y vive con sus padres en Solnechnogorsk, en la región de Moscú.

Setj cree que entre sus seguidores hay entre una y tres personas que se han suicidado realmente. Lis sube esta cifra hasta diez. "No hay que dar la noticia como si las redes sociales fueran un lugar en el que hay maníacos, satanistas, manipuladores e incitadores al suicidio. Porque yo sé cómo puede acabar eso. Otra medida prohibitiva", escribió Mar de Ballenas. Posteriormente declaró: "Los niños vinieron aquí a por la ayuda que nunca recibieron de vosotros. Incluso en el último día se les ayudo con lo necesario para dejar la vida".

Los periodistas ya han dado la información a los órganos de seguridad. La ley rusa obliga a bloquear los sitios web en los que se hace propaganda del suicidio, pero en lugar de los originales aparecen "dobles" como lo que ocurrió con "f57". Para tratar de revertir la situación el parlamento ya ha propuesto que la responsabilidad penal recaiga sobre los administradores de los sitios web y osbre las redes sociales.  Rospotrebnadzor (responsable del seguimiento de los sitios bloqueados) han solicitado que se amplíen los poderes de los órganos federales.

Lea más:

Los psicópatas más sanguinarios de la URSS

Hasta mediados del siglo XX los asesinos en serie en Rusia aparecían una vez cada varias décadas y eran un fenómeno totalmente excepcional. A partir de los años 60, su cifra fue creciendo tan rápidamente que comenzaron a considerarse como un elemento inherente a la realidad.


Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies