Rusia y EE UU tienen el mismo nivel de corrupción corportiva

Shutterstock/Legion Media
Las empresas rusas cada vez se encuentran con menos problemas de malversación y sobornos en sus sectores, según un estudio de Ernst & Young. De acuerdo con la investigación, la corrupción corporativa en Rusia se ha reducido tanto que actualmente se encuentra al nivel de la de Estados Unidos. A esta conclusión han llegado también los expertos de PwC.

El gobierno y el sector empresarial parecen haber encontrado el modo de resolver uno de los principales problemas de Rusia: la corrupción. Según los estudios de dos de las mayores empresas de auditoría del mundo, el nivel de corrupción ha descendido considerablemente.

Si el año pasado el 48 % de los encuestados rusos consideraban que la corrupción en el sector empresarial era un fenómeno ampliamente extendido, este año la cifra descendía al 34 %. Se trata de un porcentaje inferior al índice mundial (39 %) y se encuentra en el mismo nivel que EE UU. También se ha reducido ostensiblemente el número de empresas rusas que ofrecen sobornos para conseguir contratos. En comparación con el año pasado, este índice es tres veces menor tras reducirse del 24 al 8 % (el índice mundial es del 11 %). Estos son los datos aportados en un estudio de Ernst & Young, que ha encuestado a los representantes de 50 importantes empresas rusas.

 

Los especialistas de PwC han obtenido un resultado similar. El número de empresas que han participado en su estudio es mayor: 120 en total. Un 30 % de los encuestados declara haber tenido problemas con sobornos y corrupción, casi la mitad que en 2014, cuando un 58 % de los encuestados se quejaba de la corrupción.

Además, el número de empresarios que se ha topado directamente con casos de sobornos y extorsión se ha reducido a la mitad, hasta un 21 %.

¿Por qué cae el nivel de corrupción?

El director del Instituto de Análisis Estratégico de la compañía FBK, Ígor Nikoláyev, opina que este ha sido el efecto de varias importantes campañas anticorrupción llevadas a cabo el año pasado.

De todos modos, el experto asegura que se trata de una situación “sorprendente”: “Durante una crisis económica suele predominar la idea de vivir “como si fuera el último día” y la corrupción suele ser mayor. Y el hecho de que haya menos, de que se encuentren menos casos, es un resultado sorprendente”.

Ernst & Young atribuye estos resultados a las medidas anticorrupción del gobierno. “El gobierno ruso continúa desarrollando y mejorando la legislación en el ámbito de la lucha contra la corrupción. Entre otras medidas, se ha ampliado el círculo de funcionarios que están obligados a publicar sus ingresos y a informar sobre potenciales conflictos de intereses”, comenta Dmitri Zhigulin, socio de Ernst & Young.

PwC considera que la reducción del nivel de delitos económicos está condicionada por el refuerzo del papel de las auditorías en las empresas. Además, los servicios de seguridad corporativa funcionan cada vez con mayor eficacia.

En todo el mundo la medida más eficaz suelen ser los informes sobre transacciones sospechosas, pero en Rusia solo el 11 % de los casos de corrupción se detectan de este modo.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.