Rusia restringe importación de productos de origen animal de Colombia

El Servicio Federal ruso de Control Veterinario y Fitosanitario (Rosseljoznadzor) anunció este jueves un embargo provisional sobre la importación de animales vivos y productos de origen animal desde Colombia, debido a los brotes de fiebre aftosa en el país latinoamericano.

El comunicado publicado en el sitio web del ente indica que las restricciones se introducen a partir del 5 de julio de 2017 y se aplicarán en particular al ganado susceptible a la fiebre aftosa; la carne cruda, los elaborados cárnicos, la leche y los productos lácteos que no hayan pasado por el debido tratamiento térmico; los cueros y las pieles que no se hayan procesado con tecnologías que garantizan la destrucción del virus.

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) reportó a finales de junio pasado el primer foco de fiebre aftosa desde 2009, año en que la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) declaró a Colombia libre de esta enfermedad.

El ministro de Agricultura, Aurelio Irragorri, confirmó el brote, registrado en una finca del departamento de Arauca, limítrofe con Venezuela.

La OIE define la fiebre aftosa (glosopeda) como una enfermedad vírica grave del rebaño, extremadamente contagiosa. Afecta a bovinos, porcinos, ovinos, caprinos  y  otros  rumiantes biungulados, así como a todas las especies de ciervos y antílopes, elefantes y jirafas.

Se caracteriza por fiebre y úlceras en forma de ampollas en la lengua y labios, en la boca, en las ubres y entre las pezuñas. Ocasiona graves pérdidas de producción y aunque la mayoría de animales afectados se recupera, la enfermedad a menudo los deja debilitados;  entre los  animales  jóvenes la mortalidad  suele  ser alta.

El contagio de humanos es extremadamente raro.

Ruso huye del ELN colombiano al más puro estilo Rambo