Moscú y Ciudad de México firman un acuerdo en el ámbito de Salud Pública

El Gobierno de Moscú firmó un acuerdo de cooperación con la Ciudad de México en el ámbito de la sanidad pública, declaró el jefe del Departamento de Salud Pública de la capital rusa Alexéi Jripún.

"Se firmó un acuerdo entre los dos Departamentos de Salud, de Moscú y de Ciudad de México (…) ", dijo.

El funcionario explicó que la cooperación al respecto empezó a principios de noviembre del año pasado, cuando una delegación moscovita visitó la capital mexicana para conocer su sistema de sanidad pública.

Destacó que los principios de trabajo de los sistemas de salud pública de las dos ciudades son bastante parecidos y están basados en el seguro médico obligatorio.

Jripún expresó su interés por el programa mexicano El Médico en Tu Casa, al mencionar que es posible aplicar elementos de este programa en Moscú.

El Médico en Tu Casa es un programa a través del cual brigadas de salud, integradas por médicos especialistas, recorren casa por casa las diversas colonias en las 16 delegaciones de la Ciudad de México, con el fin de localizar e identificar a personas que por su condición de salud no pueden trasladarse a la unidad médica para su atención, según se explica en el sitio web del Gobierno municipal.

Por parte de México, el acuerdo de cooperación fue firmado por el Secretario de Salud, el Doctor Armando Ahued, quien realiza una visita de trabajo a Rusia del 4 al 8 de junio, informó la sección de Medios de la Embajada mexicana en Rusia.

El Secretario Ahued "expresó su gran satisfacción por poder compartir la experiencia de dicho programa en México y subrayó que éste ha significado el acceso real y efectivo a servicios de salud para las personas más vulnerables de la capital mexicana", dice el comunicado.

"Compartir experiencias en el ámbito de la Salud es altamente positivo para aprender mutuamente", dijo el secretario citado por el servicio de prensa al expresar "su voluntad y entusiasmo por continuar colaborando con Moscú".

México D.F y Moscú, cara a cara