Rusia pide moderación tras nueva prueba balística de Corea del Norte

 El Gobierno ruso llamó a la comunidad internacional a actuar con moderación después de que Corea del Norte lanzara este lunes otro misil de corto alcance.

"Instamos a los países con los que trabajamos sobre el problema norcoreano a mostrar moderación", dijo el viceministro ruso de Exteriores, Vladímir Titov.

Además expresó su fuerte condena a este nuevo ensayo balístico, el noveno en lo que va de año.

El diplomático expresó asimismo la preocupación de Moscú por el incremento de la tensión en la península de Corea.

Pyongyang disparó el proyectil desde una instalación militar cerca de la ciudad de Wonsan que tras recorrer 450 kilómetros en seis minutos cayó en la zona económica exclusiva de Japón.

El Gobierno nipón manifestó su fuerte repudio al ensayo norcoreano.

El ministro portavoz del Ejecutivo japonés, Yoshihide Suga, tachó el lanzamiento de una burda violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

El primer ministro Shinzo Abe amenazó a Corea del Norte con "medidas concretas junto con Estados Unidos".

La anterior prueba balística tuvo lugar en la madrugada del 14 de mayo, cuando Corea del Norte disparó hacia el mar del Japón (mar del Este) un misil Hwasong-12 capaz de portar una ojiva nuclear.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó desde 2006 seis resoluciones que prohíben a Corea del Norte el desarrollo de sus programas nuclear y de misiles; las dos últimas, aprobadas en 2016, endurecen las restricciones internacionales en materia de comercio y servicios bancarios.

Moscú propone la vía diplomática para contener a Corea del Norte

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.