Moscú propone la vía diplomática para contener a Corea del Norte

Vista de la prueba de misiles Pukguskong-2 guiado por el líder norcoreano Kim Jong Un.

Vista de la prueba de misiles Pukguskong-2 guiado por el líder norcoreano Kim Jong Un.

Reuters
Los misiles de Corea del Norte son todavía imperfectos, pero su posibilidad de llevar carga nuclear supone un gran peligro, opinan los expertos rusos.

Vista de la prueba de misiles Pukguskong-2 guiado por el líder norcoreano Kim Jong Un. Fuente: ReutersVista de la prueba de misiles Pukguskong-2 guiado por el líder norcoreano Kim Jong Un. Fuente: Reuters

Corea del Norte lanzó cuatro misiles de tipo desconocido que cayeron a 350 km de la costa de Japón. Según el analista militar de la agencia TASS, Víktor Litovkin, se trata de misiles de alcance medio (entre 500 y 1.000 kilómetros). “Para construir estos misiles se ha tomado como base el R-17 soviético (según la clasificación de EE UU y de la OTAN SS-1c Scud B) de finales de los años 50”.

El experto se muestra escéptico acerca de las posibilidades del nuevo misil, ya que “los ingenieros no han conseguido ‘enseñar’ a su misil a volar según una trayectoria determinada”.

“Es evidente que estas no son las pruebas definitivas, los investigadores están trabajando en el sistema de navegación para los nuevos misiles. Por ahora lo único que consiguen es estrellar el misil alrededor de una zona a la que el combustible le permite llegar”.

El líder norcoreano dirige una prueba de misiles. Fuente: ReutersEl líder norcoreano dirige una prueba de misiles. Fuente: Reuters

Para los especialistas lo realmente alarmante es el hecho de que estos misiles estarán cargados con ojivas nucleares. “Rusia, EE UU y China no saben con certeza hasta dónde ha llegado Pyongyang en el desarrollo de armamento nuclear. Y si la ojiva nuclear está igual de avanzada que el misil en el que debe instalarse, esto resulta especialmente peligroso no solo para Corea del Sur, sino para toda la región”, declara a RBTH el general coronel retirado y presidente del centro internacional de análisis geopolítico, Leonid Ivashov.

Según los expertos, incluso en el caso de que Corea del Norte no logre crear una ojiva nuclear completa para instalarla en un misil o en un hangar de un avión y solo consiguen un explosivo nuclear, seguirá existiendo un gran riesgo de que este se detone de forma inesperada e imprevisible en cualquier fase del vuelo.

Habitantes de Seúl, en Corea del Sur, ven por televisión en lanzamiento los misiles de Corea del Norte. El 6 de marzo de 2017. Fuente: ReutersHabitantes de Seúl, en Corea del Sur, ven por televisión en lanzamiento los misiles de Corea del Norte. El 6 de marzo de 2017. Fuente: Reuters

Qué medidas tomará Rusia

Dmitri Peskov, secretario de prensa de Vladímir Putin, ha informado de que próximamente se celebrarán unas negociaciones entre Rusia, Japón y China para tratar los lanzamientos de misiles en Corea del Norte.

“Estamos seriamente preocupados por los lanzamientos de misiles de Corea del Norte. Instamos a todas las partes a la contención y estamos dispuestos a hablar con todos los países que estén interesados en resolver este problema”, declaraba Peskov en una entrevista para el periódico ruso Kommersant.

Según los expertos, Moscú no desplegará nuevos contingentes militares en la región ni reforzará su sistema de defensa antimisiles a pesar de que su región de Primorie comparte frontera con Corea del Norte.

“No pensamos emprender medidas agresivas unilaterales, antes optaremos por medidas diplomáticas en el marco del Consejo de Seguridad de la ONU. Seguramente se trata de nuevas sanciones que limiten el suministro de productos a Corea del Norte y cierren cuentas en el extranjero. Pero es poco probable que estas medidas resulten eficaces”, declara a RBTH el investigador sénior de la facultad de economía y política mundial de la Escuela Superior de Economía Vasili Kashin.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.