El Gobierno ruso confía en el crecimiento económico del país

El Gobierno ruso mantiene las expectativas de lograr un crecimiento económico del 2 por ciento en el presente año y conservar ese ritmo para superar el promedio mundial a más tardar en el 2020.

"No alteramos nuestras previsiones y es que el primer trimestre nos da fundamentos para esperar un crecimiento de 2 por ciento en el 2017", destacó este lunes el ministro ruso de Desarrollo Económico, Maxim Oreshkin, quien se encuentra en la capital vietnamita para participar en una reunión del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

Según Rosstat, la oficina rusa de estadísticas, el Producto Interior Bruto (PIB) de Rusia creció un 0,5 por ciento en el primer trimestre del año.

"Ajustando el factor de estacionalidad el crecimiento es de 0,9-1 por ciento anual", indicó el ministro.

En el segundo semestre, según los cálculos, el avance será superior al 2 por ciento, acotó Oreshkin.

PRONÓSTICOS

A inicios de mayo la Comisión Europea cambió sus pronósticos respecto al crecimiento del PIB de Rusia para 2017 y auguró una subida del 1,2 por ciento en vez del anterior 0,8 por ciento, según un informe de la entidad.

También fue mejorado el pronóstico de crecimiento de la economía rusa para 2018 en comparación con el anterior, ascendiendo de 1,1 por ciento a 1,4 por ciento.

"Los indicadores a corto plazo muestran que la recuperación de la economía continúa, hecho propiciado por la estabilización de los precios del petróleo y el incremento de la confianza", señala el documento.

Mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo su predicción de crecimiento de la economía rusa en el 1,4 por ciento, según se desprende de un comunicado de la entidad dado a conocer el pasado 19 de mayo.

"Según los pronósticos, el crecimiento (del PIB) alcanzará el 1,4 por ciento debido a la flexibilización de las condiciones financieras, así como al alza de los precios del petróleo", dice el texto.

La nota agrega que actualmente la economía "sale de la recesión de dos años" gracias a "las medidas efectivas de la política y a las reservas suficientes".

MEDIDAS PARA LOGAR ESTABILIDAD

El ministro de Finanzas de Rusia, Antón Siluánov, declaró el pasado 19 de mayo que apoya la valoración del FMI sobre la situación económica de Rusia y resaltó la idea de aprobar en breve un nuevo presupuesto para conservar los beneficios logrados.

"Las conclusiones hechas por el FMI durante su labor en Rusia coinciden en general con nuestra propia valoración de la situación en la economía rusa, consideramos imprescindible aprobar el nuevo presupuesto en breve para lograr una estabilidad presupuestaria", dijo el titular en una rueda de prensa.

Las autoridades de Rusia, desde el punto de vista del FMI, deben aprovechar el alza de los precios del petróleo y acelerar las reformas necesarias para crear las posibilidades para el desarrollo de su economía.

Entre las medidas mencionadas se encuentra la diversificación de la economía, que hasta hace poco dependía en gran medida de la exportación de combustible.

PLAN DE ACCIÓN HASTA 2025

El plan de acción hasta el año 2025 del Gobierno ruso prevé que el crecimiento económico del país supere el promedio mundial entre los años 2019-2020, declaró el 19 de mayo el primer ministro, Dmitri Medvédev.

"Lograremos aproximadamente en los años 2019 y 2020 un crecimiento económico similar a la media global o superior", dijo al presentar el plan al presidente Vladímir Putin.

Medvédev precisó que un crecimiento así "dará a nuestra economía la posibilidad de acelerar su desarrollo y resolver las principales cuestiones sociales".

El primer ministro indicó que el plan recopila "enfoques generales sobre cómo puede desarrollarse nuestra economía y la política social en el periodo entre 2017 y 2025".

Por su parte, Putin indicó que ordenó al Gobierno preparar este plan para "definir las direcciones prometedoras del desarrollo y los fondos para lograr estos objetivos el periodo entre 2017 y 2025".

El presidente agregó que "independientemente de las personalidades y de la agenda interior el país debe disponer de una plan claro y preciso de desarrollo de la economía y la esfera social".

Las amenazas para la economía rusa, según Putin