Jefe de Inteligencia ruso dice que Medio Oriente es rehén de Occidente

El Oriente Medio se convirtió en el rehén geopolítico de Occidente, afirmó el director del servicio de inteligencia ruso (SVR), Serguéi Narishkin, al intervenir este jueves en la VI Conferencia de Seguridad de Moscú.

La mayoría de las crisis internacionales, a juicio de Narishkin, se debe a los intentos de imponer con diversos pretextos la voluntad propia, como demuestra el ejemplo de Medio Oriente.

"Es una región que nunca se había caracterizado por la estabilidad, pero últimamente se convirtió en el rehén de un juego geopolítico de extraños", dijo.

El jefe del SVR añadió que "Occidente, con el imprudente empeño en rediseñar a su medida las peculiaridades de Afganistán, Irák, Libia o Irán, no hizo sino provocar una oleada de caos y violencia".

Narishkin criticó a EEUU por la decisión de emplear su nueva bomba GBU-43 en la provincia afgana de Nangarhar, fronteriza con Pakistán.

"Cuanto vemos de momento es, en realidad, una demostración de la fuerza, no coordinada con nadie, como la explosión de una bomba de gran potencia en Afganistán. Si es una señal para Daesh (grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países), no surtirá el debido efecto, y si no, cabe la pregunta de a quiénes y para qué se ha enviado", apuntó. 

El 13 de abril, EEUU lanzó por primera vez la bomba GBU-43 sobre una red de túneles que los combatientes de Daesh utilizaban para desplazarse en el distrito de Achin, provincia de Nangarhar.

¿Cuáles son los intereses de Rusia en Oriente Próximo y el Cáucaso?