Rusia e Irán a punto de ultimar el trueque de mercancías por petróleo

 Rusia e Irán están a punto de ultimar un acuerdo de truque que estipula el suministro del crudo iraní a cambio de mercancías rusas, dijo este lunes el ministro de Energía ruso, Alexander Nóvak.

A la pregunta de cuándo se firmaría el anexo al acuerdo "petróleo contra mercancías", suscrito en 2014, Nóvak respondió: "En las próximas semanas".

"Estamos intentando avanzar a un ritmo acelerado", añadió.

El funcionario precisó que se trata de adquirir en Irán un volumen del orden de 100.000 barriles diarios y que el comprador del lado de Rusia sería la empresa estatal Promsirieimport, del Ministerio de Energía.

Las reservas probadas de petróleo de Irán rondan los 160.000 millones de barriles, un 10 por ciento del volumen mundial, lo que le sitúa en el cuarto lugar entre los países ricos en petróleo.

Tras el levantamiento de las sanciones internacionales en enero de 2016 Irán trata de incrementar la exportación del hidrocarburo para recuperar su cuota de mercado.

La Compañía Nacional de Petróleo de Irán se propone elevar la producción de petróleo a 4 millones de barriles hacia finales de marzo de 2017 y a 4,7 millones de barriles diarios en el año 2022. 

Irán y Rusia, una cooperación llena de contradicciones