Venezuela y Rusia unidas por un mundo multipolar

Venezuela y Rusia continúan estrechando sus relaciones de cooperación y apoyo, en aras de contribuir a un mundo multipolar, pese a las amenazas imperialistas, resaltó ayer el embajador de la nación euroasiática Vladimir Zaemskiy.

Tales declaraciones tuvieron lugar durante el otorgamiento de la Orden de la Amistad del gobierno ruso al exembajador venezolano en Moscú Juan Vicente Paredes.

A nombre del presidente Vladimir Putin, Zaemskiy oficializó la condecoración y expresó que Rusia y Venezuela comparten la visión del desarrollo de la humanidad por caminos de fortalecimiento de un sistema de relaciones más justo, equitativo y democrático con estricto apego al Derecho Internacional.

Manifestó que la alta distinción testimonia la sincera cooperación entre los dos pueblos en sectores como la educación, la cultura, la defensa, la economía y el petróleo.

También resaltó el trabajo común en el Consejo de Seguridad y el de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas.

En este sentido, destacó el contacto entre las cancillerías y mencionó el encuentro de los ministros de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, de Venezuela, y Serguéi Lavrov, de Rusia, durante la 71 Asamblea General de la ONU.

La canciller venezolana felicitó el protagonismo de la nación euroasiática en la geopolítica actual y su trabajo loable contra los frentes imperiales. Rodríguez reafirmó el apoyo del gobierno bolivariano a las gestiones de dicho gobierno por la paz, la seguridad mundial y el principio de autodeterminación.

La ministra confirmó que ambos países continuarán cosechando nuevas áreas de cooperación y potenciando las que cultivan actualmente en los asuntos de interés común.

Por otra parte, la sede diplomática de Rusia publicó un comunicado sobre la situación de Venezuela, en el cual denuncia la estrategia desestabilizadora de la oposición contra la revolución bolivariana.

Fuerzas irreconciliables dentro del país, que reciben el apoyo desde el exterior, están atizando una escalada de tensión para lograr a toda costa la destitución del gobierno de Nicolás Maduro, fustigó el documento.

El texto ponderó que la única base para resolver los problemas internos de Venezuela, como de cualquier otro país, es el respeto de su Constitución y la legislación nacional.

Actuar al margen de la ley, al igual que ejercer presión desde afuera que provoque tal actuación es inadmisible independientemente de la excusa que se utilice para ello, aseveró.

El cuerpo diplomático ruso instó a la comunidad internacional a contribuir a normalizar la situación política interna en la nación sudamericana para que el pueblo venezolano haga realidad sus esperanzas de paz y estabilidad y supere las dificultades económicas.

Lea más

Ningún político latinoamericano puede permitirse ignorar a Moscú 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies