México busca a desaparecidos de Ayotzinapa con tecnología rusa

La búsqueda de los estudiantes de la escuela de maestros de Ayotzinapa, desaparecidos hace dos años tras una masacre, utiliza tecnología de punta de rastreo aéreo desarrollada en Rusia y Europa, confirmó el lunes a Sputnik Nóvosti un responsable de la Fiscalía federal.

La Fiscalía especial federal de la investigación del llamado Caso Iguala, anunció la semana pasada el uso de tecnología de punta para encontrar nuevos 40 puntos de búsqueda de restos humanos.

"Esa tecnología es un sistema láser de detección y medición llamado LIDAR (por sus siglas en inglés: Laser Imaging Detection and Ranging)", dijo el funcionario familiarizado con el caso, que pidió mantener en reserva su identidad.

El procedimiento de esa tecnología de rastreo, que ha sido extendida a las agencias espaciales de Rusia, EEUU y Europa, "consiste en sobrevuelos en franjas de 400 km, con una plantilla de escaneo en la tierra y superficie, con el uso de algoritmos para el mapeo del terreno", explicó la fuente.

"La tecnología ha sido adquirida por la PGR (Procuraduría General de la República), y se ha desplegado desde hace dos meses", precisó el funcionario, quien confirmó además que esa herramienta avanzada permitió localizar al menos cuarenta lugares donde podría haber restos humanos, en la investigación que sigue en marcha sobre el caso.

LIDAR es una tecnología que permite determinar la distancia desde un emisor láser a un objeto o superficie utilizando un haz láser pulsado.

Luego de los primeros descubrimientos en EEUU en los años 1950, la tecnología fue desarrollada por el Instituto de Investigación Espacial de la Academia de Ciencias de Rusia con el patrocinio de la Agencia Espacial Rusa, fue utilizada para adaptarse a una misión enviada por EEUU a Marte en 1999, que luego ha sido extendida y perfeccionada en la industria aeroespacial.

NUEVO MAPA DE LA ESCENA DEL CRIMEN

Gracias a ese sensor láser con un ensamble electrónico adatado a una aeronave, se han logrado nuevos puntos de búsqueda, con lo cual la Fiscalía federal descarta como única conclusión que los 43 normalistas de Ayotzinapa hayan sido ejecutados y calcinados en un basurero a cielo abierto del pueblo de Cocula, y lanzados al cercano Río San Juan, en Guerrero, sur de México.

Los ataques fueron perpetrados contra cinco autobuses repletos de estudiantes en la ciudad de Iguala (220 km al sur) por policías municipales confabulados con el grupo del crimen organizado Guerreros Unidos, la noche del 26 de septiembre y la madrugada siguiente, con saldo de seis personas muertas, 25 heridas y 43 estudiantes desaparecidos, por lo cual más de 120 agentes, presuntos delincuentes y funcionarios municipales han sido arrestados, y 70 de ellos procesados en la segunda etapa de la investigación del caso.

El fiscal federal Alfredo Higuera dijo, la semana pasada, que expertos de la policía federal de investigación EEUU (FBI) también colaboran con la justicia mexicana en la búsqueda de los desaparecidos.

El análisis de restos humanos calcinados rescatados del Rió San Juan permitieron identificar plenamente a uno de los 43 desaparecidos -Alexander Mora Venancio-, encontrar indicios que podrían coincidir entre otro joven y el material genético de sus familiares, en análisis de ADN realizados en el laboratorio forense de la Universidad de Innsbruck, Austria.

Las nuevas búsquedas se realizarán en colaboración con los familiares de los estudiantes desaparecidos, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), otras ONG de México que los asisten, y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de DDHH (CIDH), dijo el fiscal especial del caso.

La tecnología LIDAR, emite rayos laser hacia tierra y los envía a 500.000 pulsaciones por segundo, para obtener información mediante el escaneo de toda la superficie de vegetación, casas construcciones y el terreno profundo.

En México, esa tecnología se utilizó antes para desplegar investigaciones en la ciudad prehispánica de Tajín, Veracruz, un sitio arqueológico que data de entre los siglos VII y XII de nuestra era.

De esta manera, la Fiscalía ha podido "contar con imágenes tridimensionales, infrarrojas y curvas de nivel, que han conseguido aeronaves que sobrevolaron los municipios de Iguala, Cocula y Huitzuco, fotografías que después son revisadas cuadrante por cuadrante por expertos", dijo otro funcionario al diario mexicano Milenio, que adelanto este lunes que la tecnología ha sido "desarrollada en Rusia y Alemania".

"Es un trabajo laborioso que requiere de especialización; hay un grupo de peritos encargados las 24 horas del día en ese tema; la Fiscalía General todavía quiere apoyarse con personas más especializadas en la materia y que ya han trabajado con esa tecnología (LiDAR)", dijeron los funcionarios al periódico de circulación nacional.

La Fiscalía federal cuanta ahora con imágenes tridimensionales, infrarrojas, térmicas y de curvas de nivel, gracias lo sobrevuelos con esa tecnología sobre los municipios de Iguala, Cocula y Huitzuco, en la región montañosa del estado de Guerrero, asolada por el crimen organizado, y los puntos de búsqueda podrían aumentar .

De esta manera, las pesquisas no solo se concentrar en el basureo del pueblo de Cocula y el cercano Río San Juan, donde fueron encontrados restos calcinados, pero muy deteriorados, lo cual ha impedido nuevas identificaciones de los desaparecidos.

Hasta la fecha han sido arrestadas 128 personas implicadas, otro centenar ha sido interrogada incluyendo el alcalde Iguala, José Luis Abarca y su esposa, supuestamente ligados crimen organizado, y otros alcaldes mandos policiales y autoridades locales, estatales y federales.

Lea más

Aztecas e incas emparentados genéticamente con pueblos de Rusia >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies