Rusia mantiene propuestas de cooperación con OTAN sobre seguridad

El viceministro de Asuntos Exteriores Alexéi Meshkov ratificó ayer la voluntad de Rusia de restablecer los mecanismos de cooperación con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en temas de seguridad global, pero en condiciones de equidad. 

Afirmó el vicecanciller que Moscú en más de una ocasión reiteró la disposición a renovar una colaboración con la OTAN bajo principios de la igualdad, y dijo confiar en una predisposición positiva de la alianza.

Entre los temas de mayor urgencia e interés para Rusia descuellan la estabilidad en Afganistán (por cuestión de seguridad en el sur de las fronteras rusas), la seguridad de los vuelos civiles y la lucha contra el terrorismo internacional, una de las más grandes amenazas globales en la actualidad.

A juicio del viceministro ruso, la cuestión depende de cuánto tiempo más la OTAN seguirá ignorando la necesidad objetiva de colaboración y conexión de los recursos y potenciales de los actores internacionales frente a los desafíos y peligros colectivos, consignó la agencia Ria Novosti.

Contrastó el diplomático que, por el contrario, el bloque occidental intenta sin perspectiva alguna ejercer presión política y militar sobre Rusia.

Moscú aguarda una respuesta de la OTAN a la propuesta de medidas conjuntas para garantizar la seguridad de la aviación aliada y rusa en la región del Báltico, donde el alto mando aliado con la batuta de Estados Unidos desplegó tropas adicionales y armamentos, cerca de las fronteras de la Federación, además de constantes vuelos espías.

Al respecto reiteró Meshkov la apertura y disposición de este país a un diálogo directo con Bruselas en torno a un amplio espectro de temas políticos y militares en la región euroatlántica.

Una de las iniciativas locales durante la sesión del Consejo Rusia-OTAN, el pasado 13 de julio, tuvo que ver con un plan de medidas de confianza para la seguridad de los vuelos en el Báltico, cuestión que gravita en el centro de las tensiones bilaterales, unido al despliegue de componentes estratégicos del escudo antimisiles de Estados Unidos en Europa del este.

Como parte de la estrategia de contención y cerco contra Rusia, la OTAN ratificó en una reciente cumbre el emplazamiento en 2017 de cuatro batallones adicionales en Varsovia, Polonia; y en Estonia, Letonia y Lituania, las tres exrepúblicas soviéticas del Báltico.

Lea más

Rusia preparada para responder a la actividad de la OTAN junto a sus fronteras >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies