Rusia y la UE reanudan sus consultas a alto nivel tras dos años de parón

Rusia y la Unión Europea reanudan las consultas al más alto nivel tras un paréntesis de dos años, con ocasión de una nueva edición del Foro Económico Internacional de San Petersburgo, prácticamente desierto los últimos años de líderes europeos.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, intervendrá en la inauguración de este Foro, la cita económica anual más importante de Rusia, y mantendrá una reunión con el líder ruso, Vladímir Putin, según han confirmado tanto Moscú como Bruselas.

Se trata de la primera visita de un alto responsable de la UE a Rusia desde hace dos años, cuando las relaciones entre el Kremlin y los Veintiocho quedaron seriamente dañadas por el papel ruso en la crisis de Ucrania, la anexión de Crimea y el posterior intercambio de sanciones.

La presencia del máximo responsable de la Unión Europea en Rusia en esas condiciones tiene un innegable valor simbólico, pero las dos partes han dejado claro que la normalización de las relaciones no está a la vuelta de la esquina.

"Yo no me dejaría llevar por la euforia y no buscaría en cada paso una señal de cambio... esto no se puede hacer de la noche a la mañana", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, al comentar la visita de Juncker.

No obstante, añadió: "Estamos seguros de que solo con el diálogo se pueden acercar posiciones. Acercar posturas a través del intercambio de sanciones y declaraciones antagonistas nunca ha llevado a nadie a ninguna parte".

El asunto de las sanciones estará en la agenda del encuentro entre Putin y Juncker, señaló ayer el asesor presidencial, Yuri Ushakov.

"Es seguro que se sacará el tema de las sanciones porque, como sabemos, su extensión o mitigación va a ser discutida por la Comisión Europea próximamente", afirmó.

Y consideró que "Juncker probablemente también dirá algo a este respecto".

La Comisión Europea, por su parte, ha señalado que no suavizará su postura frente a Rusia en lo referente a las sanciones, que los Veintiocho se disponen a prolongar por otros seis meses el próximo día 24 en su Consejo de Asuntos Generales en Luxemburgo.

"Les aseguro que no se suavizarán las posiciones europeas en San Petersburgo", declaró la portavoz comunitaria Mina Andreeva, aunque recordó que el propio Juncker consideró "muy importante intentar avanzar con Rusia, al menos en cuestiones económicas".

Rusia, por su parte, amenaza con prolongar hasta 2017 el embargo a las importaciones de productos frescos europeos, una prohibición que ha causado pérdidas millonarias al sector agrícola de varios países comunitarios.

Juncker, que con su visita a Rusia se ha enfrentado a las críticas del "sector duro" de la UE, expondrá en su intervención en el Foro la perspectiva comunitaria sobre el estado de las relaciones con Rusia.

Pero el jefe de la Comisión no será el único líder occidental que asista este año a un Foro de San Petersburgo que parece recuperar presencia.

En la misma sesión de inauguración intervendrá el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que tiene además previstas reuniones con Putin, con el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y la presidenta del Senado, Valentina Matviyenko, durante su estancia en la segunda ciudad rusa.

La lucha contra del terrorismo internacional y el conflicto sirio serán los asuntos principales de la reunión entre Putin y Ban, quien estará acompañado por su representante especial para Siria, Staffan de Mistura.

El viernes, en la sesión plenaria en la que Putin intervendrá ante un auditorio de responsables políticos, económicos y de empresas rusas y extranjeras, participará también el primer ministro de Italia, Matteo Renzi.

El expresidente francés Nicolas Sarkozy será el invitado de honor en otra sección del Foro con su conferencia "Europa: quo vadis?" y tendrá hoy una cena informal con el presidente ruso.

Latinoamérica estará presente con el vicepresidente de Uruguay, Raúl Sendic; el vicepresidente económico de Venezuela, Miguel Pérez Abad, y varios ministros de Bolivia o Ecuador, además de representantes de comercio y empresas de todo el continente.

Y entre los representantes del mundo empresarial que han confirmado su presencia se encuentran el vicepresidente de Microsoft, Steven Crown; el presidente de Samsung Electronics, Sang Jin Pak, o el director general de BP, Robert Dudley.

En una reciente entrevista en televisión, el presidente ruso atribuyó al "pragmatismo" la mayor presencia de participantes occidentales este año.

"Tienen muchos problemas, pero después se dan cuenta, especialmente en la comunidad de negocios, de que tratan de utilizarlos en favor de tales o cuales intereses que no tienen nada que ver con ellos. Y está el deseo de no estropear todo lo que se logró en años anteriores", dijo Putin.  

Lea más

Las claves del Foro Económico Internacional de San Petersburgo >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies