Rusia suaviza embargo para importar carne y verdura para alimentos

El Gobierno ruso suavizó hoy el embargo a los alimentos perecederos procedentes de la Unión Europea (UE) para permitir la importación de carnes de aves y vacuno, además de verduras, destinados a la fabricación de alimentos infantiles.

La importación de esos productos se permitirá cuando el Ministerio de Agricultura rusa confirme su destino.

Esa cartera determinará también las reglas y los volúmenes máximos de importación.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, anunció hace pocos días la prórroga por un año y medio, hasta finales de 2017, del embargo que se extiende, además de a la UE, a Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia y Noruega, entre otros.

La decisión parece ser definitiva pese a que la Unión Europea todavía no se han pronunciado sobre si van a prorrogar o no las sanciones adoptadas contra Rusia por su papel en la crisis de Ucrania, que expiran el próximo 31 de junio.

La lista de productos europeos prohibidos -frutas y verduras, carnes y pescados, y lácteos- no se ampliará, según adelantó el ministro de Agricultura ruso, Alexandr Tkachiov.

Los Veintiocho tienen previsto abordar en junio las sanciones económicas contra Rusia, antes de que expiren el día 31 de ese mes.

El Consejo Europeo vinculó en marzo de 2015 la duración de las medidas restrictivas a Moscú con la plena implementación de los acuerdos de Minsk entre Kiev y los rebeldes prorrusos, que incluyen un alto el fuego, la retirada del armamento pesado o la devolución de la gestión de la frontera este a las autoridades ucranianas.

Lea más: Todo lo que hay que saber sobre las sanciones rusas

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies