Rusia estudia la compra a Irán de 40 toneladas de "agua pesada"

Rusia anunció hoy que estudia la compra a Irán de 40 toneladas de "agua pesada", un material empleado en la industria nuclear y que tiene fines tanto médicos como militares, en virtud del acuerdo alcanzado entre Teherán y las grandes potencias.

"Efectivamente, estamos barajando esa posibilidad", dijo Mijaíl Uliánov, director del Departamento de Control de Armas y No Proliferación de la Cancillería rusa, a la agencia Interfax.

El diplomático ruso recordó que, según el acuerdo multilateral con Irán que entró en vigor el pasado 16 de enero, ese país no puede tener más de 130 toneladas de "agua pesada".

Según informó recientemente la prensa, EEUU pagará a Irán 8,6 millones de dólares por 32 toneladas de "agua pesada", ya que necesita este material para su industria e investigación.

Ese contrato fue confirmado por el viceministro de Exteriores de Irán, Abás Araqchí, quien adelantó que otros países también están interesados en comprar ese material atómico a Irán y que ya existen negociaciones al respecto.

El "agua pesada" es un elemento clave para fabricar armas atómicas, pero también tiene una gran variedad de aplicaciones industriales, médicas y de investigación.

En particular, sirve para el desarrollo de algunos dispositivos semiconductores y de resonancia magnética nuclear.

Rusia siempre ha defendido el derecho de la república islámica al uso de la energía nuclear con fines pacíficos, lo que le ha granjeado las críticas de EEUU e Israel.

Lea más:

Cómo viajar a Chernóbil 30 años después de la catástrofe
Un viaje a la zona de exclusión es una muestra muda del desastre que provocó el accidente en la central nuclear.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies