China e India quieren misiles rusos S-400

El asesor presidencial de Rusia para la cooperación técnica-militar, Vladimir Kozhin, confirmó hoy el interés de China y la India en la compra del sistema de defensa aeroespacial S-400, fabricado en el estado eurasiático.

Kozhin dijo al diario Izvestia que son muchos los países interesados en importar esta novedosa tecnología tierra-aire, pero aclaró que no lo podrán suministrar a todos porque la prioridad está en las Fuerzas Armadas rusas. Reconoció, sin embargo, que se llevan a cabo conversaciones con Beijing y Nueva Delhi.

Fuentes militares informaron el cuatro de abril último que a fines del año en curso Rusia podría iniciar la entrega a China de los S-400, en cumplimiento del que se considera el mayor contrato en la historia de la colaboración castrense bilateral.

Las fuentes insisten en que esta decisión tiene un carácter estratégico y está orientada a desarrollar la cooperación bilateral.

Según Izvestia, tal decisión estimuló el interés de la India, que inició conversaciones sobre el tema y podría convencer a las autoridades de Moscú para que haga una excepción respecto a este medio de combate de relevantes potencialidades.

Diseñado por la empresa rusa Almaz-Antey, este tipo de complejo defensivo fue incorporado al arsenal de las Fuerzas Armadas el 28 de abril de 2007, y en agosto de ese año entró en servicio operativo el primero de ellos en la provincia de Moscú.

La revista Defensa Nacional informa que los S-400 Triunfo (SA-21 Gruñón en la denominación de la OTAN) son capaces de destruir todo tipo de blanco aeroespacial tanto moderno como en desarrollo, con velocidad máxima de hasta cuatro mil 800 metros por segundo.

Señalan los especialistas que este modelo antiaéreo es el único compatible con misiles de cinco tipos, además de tener automatizados todos los procesos de combate, desde la detección de los blancos hasta la evaluación de los resultados del ataque, por lo cual es dos veces más eficaz que el de generaciones anteriores.

Posee, asimismo, un alcance máximo en kilómetros de 250 contra objetivos aerodinámicos y de 60 contra blancos balísticos. Añade Defensa Nacional que el S-400 es capaz de derribar objetivos aerodinámicos en alturas que van desde un metro hasta 27 kilómetros, y batir 36 blancos simultáneos con sus 72 cohetes.

El tiempo de despliegue de este complejo es de cinco minutos, la vida útil de sus equipos de al menos 20 años y el de sus misiles guiados de 15 años, concluyen las fuentes.

Por sus características, la sola presencia en Siria de los S-400 sirvió para neutralizar a la aviación de Turquía tras el derribo en noviembre último de un cazabombardero Su-24 de Moscú en el país árabe por naves de Ankara.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies