ONU espera que retirada rusa de Siria sea bueno para las negociaciones

El enviado especial de la ONU para el conflicto en Siria, Staffan de Mistura, mostró hoy su esperanza de que la retirada de las tropas rusas de Siria tenga un "impacto positivo" en el proceso diplomático para lograr la paz.

"El anuncio hecho ayer por el presidente (Vladímir) Putin, en el mismo día que comenzaron las negociaciones en Ginebra, es un paso significativo que esperamos tenga un impacto positivo en el progreso de las negociaciones, que tienen por objetivo lograr una solución política al conflicto sirio y a una transición política en el país", afirmó, en nombre del mediador, Ahmad Fawzi, su portavoz.

El presidente ruso anunció ayer de forma sorpresiva que las tropas rusas iban a retirarse paulatinamente a partir de hoy, algo que ha comenzado a suceder esta mañana.

Según las primeras informaciones, el primer grupo de aviones de combate rusos desplegados en la base siria de Jmeimim despegó hoy de regreso a Rusia.

Las fuerzas rusas comenzaron a operar oficialmente en Siria el 30 de septiembre y, según Putin, se retiran porque cumplieron con los objetivos que se habían impuesto.

La retirada de las tropas rusas de suelo sirio era una de las solicitudes de la oposición, que pedía el cese de toda intervención extranjera, incluidos los milicianos iraníes y las brigadas libanesas del grupo Hizbulá que oficialmente no participan en el conflicto.

Fawzi destacó que hoy, 15 de marzo, es un día significativo porque se cumple un lustro desde que comenzó el conflicto sirio y se está "avanzando" en varios planos.

El portavoz recordó que hoy es el décimo octavo día desde que comenzó el alto el fuego en el país árabe, "que si bien es frágil y vulnerable, se mantiene".

"Gracias al cese de las hostilidades se han salvado vidas, así como con la distribución de ayuda humanitaria", dijo Fawzi, en referencia a que durante estas dos semanas y media la ONU ha podido entregar asistencia a más de 150.000 personas sitiadas o que viven en "zonas de difícil acceso".

En este sentido, anunció que mañana, miércoles, está previsto que se distribuya comida en una zona de difícil acceso en los alrededores de Damasco, así como en las ciudades de Fua, Kafraya, Zabadani y Madaya.

Ayer, en la primera jornada de la nueva ronda de negociaciones de paz en Ginebra, De Mistura se reunió con la delegación gubernamental, liderada por el embajador sirio ante Naciones Unidas, Bashar Jaafari, un encuentro que se repetirá mañana, tras las consultas con Damasco.

El mediador también se entrevistó ayer con los responsables del grupo de trabajo para el cese de las hostilidades y después mantuvo una reunión por teleconferencia a puerta cerrada con los miembros del Consejo de Seguridad.

Hoy, De Mistura mantendrá su primera reunión formal con la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), principal coalición opositora y que agrupa a grupos políticos y armados activos en Siria.

Fawzi explicó que la idea del mediador es mantener una reunión diaria con una de las partes y entrevistarse con la otra al día siguiente para que cada una tenga tiempo de consultar con sus respectivos superiores o socios.

Según el recuento que elabora el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 273.520 personas han muerto en Siria, de las que 79.585 eran civiles, debido al conflicto. 

Lea más

Siria cambia la política internacional >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies