EE UU y Rusia cooperan para verificar violaciones al alto el fuego en Siria

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, dijo hoy que ha acordado con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, un mecanismo para comprobar la veracidad de las denuncias sobre violaciones del alto el fuego en Siria, y sugirió que ambas partes en conflicto podrían haber infringido la tregua.

"Ahora tenemos un proceso de coordinación y Rusia ha acordado que estamos comprometidos con que este esfuerzo (de alto el fuego) triunfe", dijo Kerry en una conferencia de prensa en Washington junto al ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier.

Kerry, que habló dos veces con Lavrov a lo largo del fin de semana, afirmó que ambos han acordado "un proceso para juzgar las supuestas violaciones de la tregua".

Un "grupo de trabajo" creado bajo el paraguas del llamado "Grupo Internacional de Apoyo a Siria" que encabezan Estados Unidos y Rusia será el encargado de evaluar las supuestas violaciones, con equipos en Ginebra (Suiza) y en Amán (Jordania) que están dialogando entre ellos y con los distintos actores en Siria, explicó Kerry.

"Vamos a monitorear cualquier supuesta violación y a trabajar aún más ahora para establecer una estructura que nos permita garantizar que las misiones (que sobrevuelen Siria) van dirigidas contra el Estado Islámico (EI) o el Frente Al Nusra", y no contra las partes en la guerra civil del país, agregó el titular de Exteriores.

Dijo que hasta ahora ha habido algunas denuncias de violaciones "de ambas partes" en conflicto y que cualquier otra información al respecto puede dirigirse a Rusia, Estados Unidos o la ONU.

"Pedimos a todas las partes que no estén buscando una forma de liberarse de la responsabilidad que implica un cese de hostilidades" al enzarzarse en acusaciones mutuas, indicó Kerry.

"Los bombardeos aéreos contra los participantes en el alto el fuego tienen que acabar", subrayó.

El jefe de la diplomacia estadounidense lamentó además que, aunque el alto el fuego ha facilitado la llegada de asistencia humanitaria a las zonas asediadas, el régimen sirio de Bachar al Asad está siendo "lento a la hora de conceder permisos" de acceso a esas áreas.

"Este obstruccionismo tiene que acabar. Urgimos a los rusos y a los iraníes a hacer todo lo que esté en su poder para convencer a su aliado" sirio de que permita ese acceso humanitario, destacó Kerry.

Hasta ahora, unas 116.000 personas en Siria han recibido ayuda humanitaria como resultado del cese de hostilidades, y la ONU espera hacer llegar esa asistencia a 1,7 millones de personas para finales de marzo, aseguró el titular de Exteriores estadounidense.

Steinmeier, por su parte, afirmó que "se han logrado avances tangibles en los últimos días, y ahora hay que asegurarse de que (el cese de hostilidades) se convierta en algo más permanente".

Kerry y Steinmeier tenían previsto mantener una cena de trabajo para hablar sobre Siria, Libia, Ucrania y el flujo de refugiados hacia Europa, que el secretario de Estado volvió a definir como una "crisis global" y no regional.

 

Lea más

 

7 preguntas clave sobre el alto el fuego en Siria >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.