El líder chechén publica informe opositor ruso antes que el propio partido

El líder de Chechenia, Ramzán Kadírov, conocido por sus virulentos ataques contra los opositores rusos, se adelantó hoy a PARNAS y publicó en sus redes sociales un informe que este partido opositor liberal va a presentar en conferencia de prensa.

El vicepresidente de PARNAS, el diputado Iliá Yashin, había anunciado que hoy se presentaría en Moscú el informe "Amenazas a la seguridad nacional", en vísperas del primer aniversario del asesinato del opositor Borís Nemtsov, su correligionario, que se cumple el 27 de febrero.

"Los representantes de PARNAS han escrito mucho sobre el informe 'Amenazas a la seguridad nacional'. Lo han anunciado como algo sensacional. Hoy sus autores van a presentarlo en Moscú a los periodistas como algo sensacional. Y nosotros lo publicamos para que quien lo desee pueda conocerlo sin esperar a la conferencia de prensa", escribió Kadírov en su cuenta de VKontakte, el Facebook ruso.

El polémico líder chechén calificó el informe de "charlatanería" y aseguró que no contiene nada más que chismes.

El propio Yashin reaccionó a la publicación del informe por parte de Kadírov señalando en su cuenta de Facebook que "no es muy agradable que se lo haya podido descargar antes".

"Pero por otra parte hay que darle las gracias a Kadírov. Yo sé muy bien cómo hacer llegar el informe a los habitantes de Rusia central, de los Urales, de Siberia o del Lejano Oriente. Pero darlo a conocer en Chechenia es una tarea más difícil. Kadírov me ha ayudado mucho", escribió el líder opositor.

El líder de Chechenia, república rusa en el Cáucaso Norte, aliado del presidente ruso, Vladímir Putin, ha intensificado últimamente sus ataques contra la oposición liberal rusa, incomodando incluso al Kremlin.

Recientemente, Kadírov publicó en Instagram un montaje de vídeo en el que se veía al presidente del partido PARNAS, Mijáil Kasiánov, a través de una mirilla telescópica, imágenes que fueron retiradas por la red social por contravenir las normas de uso.

El dirigente opositor calificó el vídeo de "amenaza directa de asesinato contra una personalidad publica", delito tipificado en el Código Penal ruso y que se castiga con hasta dos años de prisión.

Poco después, el opositor y ex primer ministro ruso fue agredido en un restaurante del centro de Moscú por unos diez desconocidos, que le arrojaron una tarta y profirieron amenazas en su contra.

Aunque Kasiánov no hizo mención directa al origen de los agresores, varios medios digitales indicaron que los atacantes procedían de Chechenia.

Kadírov ha tachado a los opositores rusos de "traidores" y "enemigos del pueblo".

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.