Las condiciones de Rusia para acudir a la reunión sobre Siria

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, confirmó hoy la propuesta de su colega estadounidense, John Kerry, de celebrar la próxima semana en Nueva York una nueva reunión internacional sobre el futuro de Siria, pero puso condiciones para acudir a la cita.

"En primer lugar, tiene que haber algo de qué hablar, y para ello hay que confirmar que podremos cumplir con el acuerdo tomado en la anterior reunión para redactar listas consensuada de los grupos terroristas" y la composición de "la delegación de la oposición siria" que deberá negociar con Damasco, dijo Lavrov a la agencia rusa Interfax.

Según el titular de la diplomacia rusa, "Kerry ha propuesto que el próximo encuentro del Grupo de apoyo a Siria" -formado por una veintena de países que se reunieron en Viena a mediados de noviembre- "se celebre en Nueva York a finales de la próxima semana, entre los días 18 y 19 de diciembre".

"Le he respondido, literalmente, que estamos dispuestos a reunirnos donde sea y cuando sea, siempre que se cumplan unas condiciones absolutamente irrenunciables", subrayó Lavrov.

La segunda condición de Moscú, agregó el ministro ruso, es que "el lugar y el momento (de la reunión) sean propicios para todos los miembros del proceso de Viena, porque sólo tiene sentido reunirnos si estamos todos juntos".

"Sólo el grupo de Viena es un colectivo equilibrado y efectivo de jugadores externos capaces de generar condiciones justas y equilibradas para el diálogo intersirio", recalcó.

Lavrov dio a entender que la fecha propuesta por Kerry podría ser precipitada, porque a día de hoy no todos los países que forman el grupo de Viena están preparados ni han expuesto la postura que llevarán a la próxima reunión sobre el futuro de Siria.

"Después del anuncio de Washington, muchos de nuestros socios se han interesado si sabemos algo de este asunto", aseguró.

Por otro lado, Lavrov desmintió las afirmaciones de Kerry acerca de que "Rusia entiende" que el presidente sirio, Bachar al Asad, debe renunciar al poder para allanar el camino a la paz en Siria.

"Hemos hablado de Asad, pero en ningún momento ni en ningún lugar, ni el presidente de Rusia (Vladímir Putin) ni yo hemos hecho ni pudimos haber hecho semejantes declaraciones", aseguró Lavrov en la entrevista a Interfax.

Kerry ha advertido estos días de que EEUU "tomará duras medidas" contra Moscú y Teherán si estos "permiten a Al Asad dinamitar" el proceso de paz en Siria, y aseguró que los recientes contactos entre Putin y el presidente estadounidense, Barack Obama, permiten concluir que "Rusia entiende" que el mandatario sirio debe irse.

El jefe de la diplomacia estadounidense declaró que la situación en Siria "representa una amenaza para la seguridad de Estados Unidos y todos los países europeos", por lo que Washington "no puede permitir" que nadie ponga en riesgo el proceso de paz.

Los titulares de Exteriores de una veintena de países reunidos en Viena a mediados de noviembre -entre ellos los de Rusia, EEUU, Turquía, Irán y Arabia Saudí- acordaron redactar una lista única y aceptable por toda la comunidad internacional de las organizaciones terroristas que deben ser combatidas en todo el mundo.

Aunque entonces sólo pudieron consensuar la inclusión del grupo yihadista Estado Islámico en esa lista, sí lograron trazar una hoja de ruta para resolver en 18 meses el conflicto sirio y aunar esfuerzos en la lucha contra el terrorismo.

Lea más

 

Cuatro diferencias fundamentales sobre Siria entre Putin y Obama >>>

 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.